Carolina Bonino, en el centro, durante la parte del taller que impartió esta semana. / Arcadio suárez

Viñetas que dibujan caminos para la paz y la convivencia en Santa Lucía

Solidaridad. Tres maestros humoristas gráficos imparten un taller promovido por el Ayuntamiento para combatir los prejuicios sobre inmigrantes y fomentar la interculturalidad

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Santa Lucía de Tirajana

Una viñeta de J. Morgan en CANARIAS7 tiene muchas veces más contenido y más carga crítica que un sesudo artículo de opinión a página completa. Y es en que, en apenas unos trazos, estos genios del humor y del dibujo son capaces de plasmar la más ácida de las críticas o de despertar las conciencias más adormecidas. Por eso pensó en ellos el equipo técnico de la Concejalía de Solidaridad en el Ayuntamiento de Santa Lucía de Tirajana. Quería que les ayudasen en esa tarea, cada vez más titánica, de hacer oír la voz de la paz, de la convivencia y del respeto en medio del ensordecedor y demagógico ruido del odio, los prejuicios y las fake news que tanto daño están haciendo a la sociedad actual. Y nada mejor para eso que el humor y el dibujo.

Así fue como se les ocurrió promover un taller de ilustración y elaboración de lo que llamaron 'Viñetas por la convivencia'. Contactaron con la Asociación Canaria de Humoristas Gráficos y Caricaturistas 'Se nos fue el baifo', a la que, siempre comprometida con estas causas, le faltó tiempo para colaborar y puso a disposición de este noble objetivo a tres de sus maestros, J. Morgan, Carlines y Carolina Bonino. En el Ateneo Municipal, durante tres semanas, a razón de una cada uno, y en dos sesiones, darán a los alumnos nociones básicas sobre cómo hacer una viñeta y, de paso, las usarán como vehículo de comunicación para transmitir mensajes que alienten la convivencia intercultural y que combatan prejuicios y estereotipos sobre el diferente o el extranjero.

Uno de los alumnos, con los primeros trazos de una viñeta. / Arcadio suárez

«Estoy emocionada de participar en este proyecto», confiesa Carolina Bonino, que fue la primera de los tres en impartir el taller, esta semana. «Además, estoy muy identificada con los objetivos que aquí se promueven», que en este caso, en concreto, ponen el acento en contrarrestar los mensajes negativos y simplistas que a menudo se vierten contra la migración, del tipo 'No cabemos todos, nos invaden, 'Vienen a vivir de las ayudas' o 'Son todos unos delincuentes'. Sus otros dos compañeros y la propia Bonino, viñetista en @almost a diary en Instagram y Twitter, autora de un libro sobre viñetas y colaboradora de varias publicaciones, enseñan a los participantes a desarrollar un personaje y a esquematizar una viñeta y colorearla, ofreciéndoles técnicas de pintura y de color, mientras que el equipo técnico de Solidaridad les da ciertas pautas sobre el contenido y el tipo de representación. Por ejemplo, deberán evitar estereotipos, como el de dibujar a la mujer árabe con velo porque no todas lo llevan o atribuir a todos los africanos la condición de pobreza. A partir de ahí todo queda al albur de la creatividad de cada cual.

Otro momento del taller. / Arcadio suárez

Desde la Concejalía de Solidaridad que dirige Ana Gopar no ocultan su satisfacción por el éxito de la convocatoria. Se llegaron a inscribir más de 70 personas, pero las restricciones que impone la pandemia solo les permitió dar entrada a los 12 alumnos que se beneficiarán de estas clases magistrales hasta el 3 de febrero. Con el material que ellos sean capaces de crear más otro que cederán estos profesionales del humor gráfico, entre viñetas anteriores y otras que dibujarán de forma expresa para este proyecto, se organizará una exposición que formará parte de una campaña de concienciación que se pondrá en marcha en febrero y que se integra dentro del proceso de desarrollo comunitario 'Camino', un trabajo para derribar muros mentales e integrar al migrante en un pueblo precisamente nacido del mestizaje y de la migración.