Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de julio
Dunia Gómez reivindica una acción política integral centrada en las personas. Arcadio Suárez
Caravana electoral: Ingenio

La villa donde la calle reclama su sitio

Movimiento social ·

Quien gobierna en Ingenio sabe que el pueblo se mueve, que no le basta con que le pidan el voto cada cuatro años, de ahí que se sucedan las movilizaciones | El mandato acaba con las obras de dos de sus infraestructuras sociales clave, el centro de día y el centro social de la Fundación Juan y Juana Espino

Gaumet Florido

Ingenio

Martes, 23 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La democracia no solo reside en los parlamentos y en los salones de pleno. Tampoco se limita al derecho al voto cada cuatro años. Bien lo saben en Ingenio y bien que lo ejercen. La calle está viva en este municipio. Tanto lo está que en cuanto siente que su posición no se tiene en cuenta, exige su derecho a que se le escuche.

Pide que sus portavoces puedan hablar en los plenos, se concentra en la vía pública para visibilizar sus reclamaciones o se organiza en plataformas para hacer llegar sus demandas cuanto más lejos mejor. Quien gobierne en Ingenio, da igual el mandato, sabe que este pueblo siempre reclama su sitio, y eso llama la atención en estos tiempos de sociedades adormecidas y narcotizadas.

Noticia Relacionada

Solo en estos últimos cuatro años Carrizal se ha echado a la calle para evitar que Redeia, en ejecución de un proyecto del Gobierno central, le meta un cable de alta tensión por los bajos del núcleo histórico, gente de El Burrero se plantó una mañana frente al dique para exigir mejoras en el barrio, vecinos de Cuesta Caballero protestan contra la construcción de un parque que entienden que les privará de su cancha de toda la vida, activistas feministas afean en público y frente al Ayuntamiento los comentarios machistas de un concejal y Las Majoreras monta una asamblea entre sus casas para hacer ver a políticos y técnicos por qué creen que la cercana presencia de un centro de menores les estaba perturbando la buena convivencia.

Vista parcial del casco de Ingenio. Arcadio Suárez

Este espíritu de reivindicación del derecho a la participación ciudadana se respira en las palabras de una de sus vecinas, Dunia Gómez Martel, integradora social y componente del colectivo ReCreándome. «Exigiría a quien salga tras las elecciones que fuera una persona de diálogo y de consenso; en estos tiempos necesitamos crear esos espacios urgentemente, no necesitamos conflictos, ya hay suficientes en el municipio y, en general, en todos los territorios; necesitamos una cultura de paz y no violencia». Gómez aspira a que sea alguien que sea «digna de representar a la población y que tenga una mirada amplia y diversa».

«A la hora de la verdad, los políticos no cuentan con los vecinos»

Su reflexión coincide en el fondo con la de Gina Morales Sánchez, que forma parte de la plataforma popular Justicia Social Carrizal, surgida contra el cable de alta tensión de Redeia. «La democracia no consiste en ir a votar cada cuatro años y que los políticos hagan lo que quieran con nuestros votos; para mí la democracia es contar con el pueblo para hacer cualquier gestión». Por eso reclama una participación ciudadana real. Se queja de que sus políticos la tienen siempre en la boca, pero que «a la hora de la verdad no cuentan con los vecinos».

Gina Morales, en un rincón de su pueblo, Carrizal. Arcadio Suárez

En esa línea de poner por delante a la ciudadanía, Gómez reivindica «políticas públicas que prioricen las necesidades de las personas y que pongan la vida en el centro». Se queja de que a veces las acciones se planifican por áreas, de manera separada e independiente, cuando lo ideal es que se trabaje desde «un eje central», que no es otro que «la vida de las personas, el entorno o el cuidado de los animales». Desde ese enfoque, insta a los gobernantes a plantearse si cuando afrontan ciertas políticas están «teniendo en cuenta la vida de las personas, cómo estas políticas afectan a las vidas, o la buena convivencialidad».

Para Domingo José Viera López, taxista, la clave estaría que en «los políticos no hagan política de galería, de redes sociales», sino que apuesten por acciones «efectivas que redunden en el pueblo». En ese sentido, su visión actual del municipio no es buena. Lo ve «peor que nunca» y que «ha decaído». Gina Morales no es mucho más optimista. Ingenio «está anclado en el pasado». Entiende que «no ha habido avances significativos; se hacen obras menores, pero no se avanza». En general, sostiene que «los políticos de Ingenio no hacen honor a su nombre, no tienen ingenio para gobernar».

Domingo Viera, taxista. Arcadio Suárez

Vecina de Carrizal, se queja de que «la cuna del teatro» en el municipio, el pueblo en el que se representaban obras donde fuera, tanto en la plaza como en los almacenes de tomates, lleve con el Centro Cívico cerrado desde hace al menos tres años. Morales pone el foco en una de las cuentas pendientes del Ayuntamiento, la reapertura de este gran foro. Este gobierno lo heredó con deficiencias en las instalaciones y pasó el mandato sin poder reabrirlo.

La espina clavada de las bibliotecas

Y otra espina clavada son las bibliotecas, que también están en veremos. Tuvieron que cerrar la del centro cultural Federico García Lorca, en el casco, porque nunca debió abrir allí. Y la que han habilitado en Carrizal, en otro espacio del Centro Cívico, es también provisional, a la espera de que arranquen las obras de la definitiva, junto al pabellón deportivo Chano Melián. Ya hay proyecto y financiación y, de hecho, está en fase de licitación.

En la cuenta de resultados sí aparece el nuevo puente de conexión entre los dos núcleos de El Burrero que separa el barranco, la apertura del Centro Social de la Fundación Juan y Juana Espino Juárez, la remodelación del pabellón Nicolás González, en Cuesta Caballero, la rehabilitación de las viviendas de El Sequero, la mejora del escenario del Parque del Buen Suceso, en Carrizal, la reforma del centro de día para personas mayores y la construcción del Parque de la Ilusión, el proyecto de GastroIngenio y la rehabilitación del casco histórico. En ejecución, pero pendientes de finalizar, quedan el paseo sur de El Burrero, y un hito en Canarias, la primera promoción de viviendas sociales en Ingenio después de 23 años y la primera del Gobierno canario en las islas en una década.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios