Imagen del vertido que bajaba desde la red de pluviales que desemboca en la playa de Arinaga / . C7

Un vertido en Arinaga genera inquietud entre los usuarios

Vecinos denuncian que se trata de aguas fecales, pero el Ayuntamiento lo desmiente y asegura que proceden de la limpieza de las redes por operarios de mantenimiento

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

Un vertido abundante de agua que salía desde uno de los imbornales que dan al centro de la playa de Arinaga, en Agüimes, sembró este miércoles cierta inquietud entre los usuarios y vecinos de esta conocida cala urbana del sureste grancanario. La salida del líquido estaba a la altura de la Cruz Roja.

Los ciudadanos que alertaron del vertido denunciaban que se trataba de aguas fecales porque despedía un olor nauseabundo y reclamaban el izado de la bandera roja para que se prohibiera el baño en la playa. Sin embargo, desde el Ayuntamiento se lanzó un mensaje de tranquilidad y se desmintió de forma rotunda la primera impresión de los vecinos.

La edil de Playas, Juani Martel, aseguró que el agua vertida en el mar procede de la limpieza de la red de tuberías producto de una tarea rutinaria y controlada por operarios de mantenimiento. En ese sentido, descartó la adopción de medidas de ningún tipo en la medida en que la playa está apta para el baño.