Uno de los avisos de interrupción del suministro eléctrico distribuidos por Ingenio. / C7

Vecinos molestos en Ingenio por un corte de luz en plena ola de calor

Endesa informa de que programó las obras para este jueves, en agosto, precisamente para reducir las molestias a los residentes

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Ingenio

Vecinos de Ingenio están muy molestos y preocupados con la decisión de Endesa de cortar este jueves el suministro eléctrico a una veintena de calles del municipio durante ocho horas en plena ola de calor. Estos días la comarca del sureste de Gran Canaria ha alcanzado elevadas temperaturas, con registros superiores a los 30 grados. En Agüimes, la localidad vecina, los termómetros marcaron la mañana de este miércoles casi 39 grados.

«¿No tienen otra fecha mejor?», se quejan. «Aquí vive mucha gente mayor que sobrevive a estos calores gracias a los ventiladores o al aire acondicionado, según las posibilidades de cada casa; no entendemos cómo mantienen estas obras pese a la alerta por altas temperaturas». También les preocupa que las neveras estén tantas horas sin frío, por lo que temen por la conservación de los alimentos más perecederos.

La compañía ha recurrido a varias vías para avanzar a la ciudadanía de la interrupción del suministro, entre otras, la pegada de avisos informativos en los propios postes de luz.

Según esos escritos, el corte tendrá lugar entre las 08.30 y las 16.30 horas de este jueves 4 de agosto y afectará a las calles Avenida de América, Antonio Benítez Galindo, La Atlántida, Hermanos La Salle, Alonso de Matos, Bailén, Cardenal Cisneros, Ecuador, Habana, Leopoldo Matos, Llanos de la Cruz, Océano Atlántico, Paraguay, Profesor Bartolomé Hernández Estupiñán, Profesor Bartolomé Hernández, San Marcial, Tomás Edison y Las Flores.

Desde Endesa informan de que las obras consistirán en el cambio de los cuadros del centro de transformación de Ingenio, próximo a su obsolescencia y que conviene sustituir para evitar problemas en el suministro eléctrico, y también para tareas de digitalización de la red.

Desde la compañía suministradora aclaran que precisamente programaron estos trabajos en verano para reducir molestias a la ciudadanía, porque los centros educativos están cerrados y hay bastante gente de vacaciones.

También advierten de que aunque la interrupción anunciada del suministro es de ocho horas, casi con total seguridad las obras durarán menos y el servicio podrá retomarse en menos tiempo del previsto.