Tuberías depositadas en el entorno de donde supuestamente luego fueron utilizadas para entubar agua procedente de La Mina. / C7

Turcón denuncia el entubado desde el naciente de La Mina

El colectivo subraya que está en zona protegida y que duda de que tenga permiso. El Consejo Insular de Aguas indagará cuando reciba la denuncia

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Las Palmas de Gran Canaria

El colectivo ecologista Turcón ha denunciado ante el Servicio de Medio Ambiente del Cabildo, el Consejo Insular de Aguas, la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (que depende del Gobierno canario) y el Seprona de la Guardia Civil el entubado de un tramo que calculan de unos 300 metros que parte del naciente de La Mina y el Molinillo en dirección al lugar del trasvase de las aguas de la cuenca de Tejeda a la cuenca del Barranco de La Mina. En teoría, y siempre en función de los pocos datos que ahora disponen, ese tramo estaría en fase de instalación, pero denuncian que hay otro ya culminado que entubó el agua que saldría de esos nacientes hasta la Culata de Tejeda. En este caso, la longitud podría rondar los dos kilómetros, aseveran desde Turcón.

Honorio Galindo, presidente del colectivo, advierte en su denuncia de que estas obras se han ejecutado en zona protegida, dentro de los límites del Parque Rural del Nublo, por lo que, recalca, han de contar no solo con autorización administrativa, sino con estudios de impacto que evalúen su afección a la flora o fauna. El presidente de Turcón duda en su escrito de que estos trabajos cuenten con permiso.

Por la información que le ha aportado un ciudadano anónimo, complementada con abundante material fotográfico, las obras han consistido en la instalación de tuberías, a las que se les ha sumado la colocación de arquetas, al menos en el tramo que estaría ejecutándose hacia La Mina.

Como prueba de que la obra está aún sin acabar aportan una foto de una tubería de 5 metros de largo y de unos 300 milímetros de diámetro que, en la visita de inspección que giraron al lugar, estaba depositada por debajo del camino, en paralelo a su trazado y semioculta por la vegetación. Sostiene Turcón que para transportar esa conducción hasta esta zona de la Cumbre, los que la iban a colocar tuvieron que ampliar el camino y eliminar parte de la vegetación.

Foto que aporta Turcón como prueba del entubado de una antigua acequia. / C7

Así las cosas, esta asociación solicita que estos organismos se personen en el lugar, corroboren la denuncia y levanten acta de infracción, si se ha cometido. Además, pide que, de ser así, se les obligue a restaurar el espacio alterado. También reclama que se considere a Turcón como parte interesada para disponer de toda la información a la que dé lugar el expediente. E insta a que, « por la gravedad de los hechos denunciados y al encuadrarse en un ilícito penal», se le dé traslado a la Fiscalía de Medio Ambiente para que determine si concurren actuaciones penales por un supuesto delito ecológico.

Por lo pronto, el Consejo Insular de Aguas dijo este lunes que no tenía conocimiento del asunto y que indagarán cuando se le traslade formalmente la denuncia para «ver si tiene o no fundamento». Advierte de que habrá que enviar a los vigilantes a comprobar los hechos y cotejarlos luego con las distintas autorizaciones que ha dado el Consejo.