Borrar
Foto de archivo de hamacas en Maspalomas. arcadio suárez
Los trabajadores del servicio de hamacas en el sur se sienten «engañados» por Henríquez

Los trabajadores del servicio de hamacas en el sur se sienten «engañados» por Henríquez

Tanto UGT como Fesoc se oponen a la licitación del contrato, anuncian alegaciones y un posterior recurso judicial contra el concurso

Gaumet Florido

San Bartolomé de Tirajana

Miércoles, 11 de enero 2023, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los trabajadores del servicio de hamacas y sombrillas del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana han remitido un comunicado en el que dicen sentirse «engañados» por el concejal de Cuidado del Litoral, Samuel Henríquez, al que reprochan que «en ningún momento ha querido tener en consideración sus peticiones» de que el servicio «se municipalice totalmente y que los beneficios del mismo redunden al 100% en las arcas municipales». Por contra, agradecen el anuncio de la alcaldesa, Conchi Narváez, de que los oiría.

Se quejan de que Henríquez ya generó una «falsa expectativa» en este personal «al querer subrogar a los trabajadores a la empresa pública Emursa cuando estaban en ERTE por causa de fuerza mayor por la situación de la covid-19, «a sabiendas de que esa pretensión era a todas luces ilegal y que generaría que la actual concesionaria tuviera que extinguir todos los puestos de trabajo a través de un ERE».

Y ahora, añaden, «sorpresivamente un 2 de enero de 2023, a pocos meses de las elecciones municipales, publica un pliego de condiciones muy ambiguo, nada claro jurídicamente, para seguir manteniendo externalizado el servicio, más privatizado y con menos ingresos a las arcas municipales». El contrato ha salido a licitación por 5,5 millones para dos años, 8,3 si se le suma una prórroga de un año más.

Tanto UGT como Fesoc, que conforman la representación legal del personal de este servicio, han decidido presentar alegaciones «al pliego que eterniza la privatización y que deja en un proceso de venta a los trabajadores actuales para que se los quede el mejor postor en un concurso que premia a la oferta más baja».

Y advierten de que esas alegaciones se transformarán en un recurso judicial si el Ayuntamiento no retoma la idea original, que era que «el servicio sea prestado en su integridad por una entidad pública, que redunde en la garantía y mejora de las condiciones laborales de los trabajadores».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios