Borrar
El trono de San Antonio supera una cuesta. Detrás, las autoridades. Arcadio Suárez

Tonga de alcaldes ante el patrón de los que buscan pareja ¿o pacto?

Fiestas en Mogán. Clavijo ensaya su vuelta a la presidencia del Gobierno en la misa y procesión de San Antonio, con Onalia Bueno como anfitriona

Miércoles, 14 de junio 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Por más que los habituales, empezando por la propia alcaldesa, Onalia Bueno, asegurasen que San Antonio de Padua casi siempre hace pleno de autoridades, dio qué pensar tanto alcalde este martes en la fiesta que Mogán organiza en honor a su patrón, que allí llaman cariñosamente El Chico.

Estaban los regidores en funciones de San Mateo, Santa María de Guía, Tejeda o Arucas y ediles representantes de San Bartolomé de Tirajana, La Aldea y Teror, además del previsible próximo presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo y la plana mayor de CC en Gran Canaria, con Pablo Rodríguez, en capilla de una consejería aún por desvelar, y María Fernández, a un paso de repetir en el Congreso de los Diputados.

¿Fueron por simple cortesía institucional o les llamó el anhelo de dar las gracias o pedir ayuda, según el caso, que de todo hay, al patrón de los matrimonios y de los que buscan pareja o, en este caso, un pacto que les salve?

Cargos públicos y policiales, en una foto de familia antes de que comenzara la misa. También está el pregonero de las fiestas, Jesús Díaz Quintana.
Cargos públicos y policiales, en una foto de familia antes de que comenzara la misa. También está el pregonero de las fiestas, Jesús Díaz Quintana. Arcadio Suárez

Quizás nunca se sepa, pero ni siquiera sus egregias presencias restaron un ápice de relevancia al que fue el verdadero protagonista de una mañana que resultó soleada y, por momentos, calurosa. Una multitud de vecinos y vecinas no faltó a su cita con uno de los días más especiales del año en Mogán, el día grande de San Antonio, una tradición tan arraigada en este municipio sureño que les lleva a conservar rituales casi extintos en otros lares también devotos de este santo y doctor de la iglesia, como la 'Canción de los Pajaritos' o la bendición de los panes y los lirios.

Un sacerdote salió a dar la comunión a los usuarios del Centro de Autonomía Personal de Mogán.
Un sacerdote salió a dar la comunión a los usuarios del Centro de Autonomía Personal de Mogán. Arcadio Suárez

A la fiesta de ayer ni siquiera faltaron los usuarios del Centro de Autonomía Personal de Mogán, que en las últimas ediciones se habían tenido que conformar, con el covid todavía haciendo de las suyas, con ver la misa y la procesión por la tele municipal, que este martes, por cierto, volvió a dar plena cobertura de la jornada. Este año acercaron a 38 mayores desde Arguineguín, que siguieron los actos desde la plaza, frente a la iglesia y bajo una carpa. No les faltó ni la comunión. Uno de lo sacerdotes salió a dárselas. Después les tocó almuerzo festivo en un restaurante del mismo casco.

El Ayuntamiento cifró la afluencia en más de 1.000 personas.
El Ayuntamiento cifró la afluencia en más de 1.000 personas. Arcadio Suárez

El Ayuntamiento de Mogán, según informa en un comunicado, cifró la asistencia a la fiesta en más de 1.000 personas, buena parte de las cuales tuvieron que seguir la eucaristía desde fuera del templo, tan histórico y coqueto como pequeño. Hasta los propios ediles patrios, los de Mogán, tanto los del gobierno como los de la oposición, escucharon la misa desde la plaza. Los habituales asientos de las autoridades se reservaron a las visitas institucionales para que así el mayor número posible de bancos quedase a disposición del pueblo, de la gente, que es la que verdaderamente da sentido a la fiesta.

Sí estaba dentro la alcaldesa, Onalia Bueno, como máxima responsable de la corporación municipal, que ayer ejerció en su doble papel de cargo público y anfitriona institucional, pero también como devota defensora de las costumbres locales.

Canción de los Pajaritos

La letra de la 'Canción de los Pajaritos' no es precisamente corta y la entonó entera sin ayudarse del folleto- chuleta que repartió la parroquia y que portaba casi todo el mundo. «Me la sé desde chica, todos los moganeros se la saben», respondió ante la sorpresa de alguno. La canción cuenta el milagro que hizo famoso a San Antonio, cuando logró frenar el ataque de los pájaros a la cosecha de su padre mientras este estaba en misa.

La iglesia estaba abarrotada.
La iglesia estaba abarrotada. Arcadio Suárez

Homilía con chiste incluido

Bueno y el resto del público presente siguieron con atención la homilía del vicario de Las Palmas y director del Centro Teológico Juan Jesús García Morales, que, en un tono distendido, aderezado incluso con un chiste de Manolo Vieira, reprochó la «hipocresía de la gente que siempre está en la iglesia, pero que no transmite el amor de Dios y se atreve a separar y a excluir». Al Señor, les dijo, no se le puede engañar. «Dios no lee los labios, sino el corazón», les advirtió.

En primer término, Onalia Bueno, Fernando Clavijo, Pablo Rodríguez y María Fernández.
En primer término, Onalia Bueno, Fernando Clavijo, Pablo Rodríguez y María Fernández. Arcadio Suárez

Antes, durante y después de la misa y la procesión la alcaldesa paseó por las calles del pueblo junto a Fernando Clavijo, que, con el pacto ya firmado, medio ensayó su vuelta a la presidencia del Gobierno de Canarias. Ocupó el lugar que por protocolo le correspondería a un senador, que es el cargo que ahora ocupa, pero casi todos lo vieron este martes en el lugar de un presidente.

Por lo pronto, y a la espera de que los votos en el Parlamento regional lo confirmen en ese puesto, ayer hizo los deberes, bajó y subió cuestas detrás del trono y hasta siguió, y entonó, con respeto, aunque, eso sí, leyendo, el largo canto final que los moganeros dedican a San Antonio.

Los que colaboraron en llevar el trono se las vieron y desearon con las empinadas subidas y bajadas.
Los que colaboraron en llevar el trono se las vieron y desearon con las empinadas subidas y bajadas. Arcadio Suárez

Los temas que interpretó la banda de música Pasión de La Aldea hicieron más llevadero el recorrido, que en esencia dio la vuelta a la iglesia y que hizo batirse el cobre, por la pendiente de varios de sus tramos, al grupo de colaboradores de la parroquia que, una veces literalmente recostado hacia atrás, otra, inclinado hacia delante, evitaba que el paso de San Antonio cayera en manos de la ley de la gravedad.

Momento del reparto de los panes, una vez bendecidos.
Momento del reparto de los panes, una vez bendecidos. Arcadio Suárez

800 panes y 100 lirios blancos

Detrás iba una muchedumbre respetuosa y participativa. No es esta una procesión para verla pasar. En Mogán la gente se echa a caminar con su patrón. Y muchas de las mujeres que lo seguían portaban un llamativo lirio blanco, símbolo de pureza. Es una tradición reciente ya casi consolidada. Se los compraron a Leticia Hernández, que se trajo entre 90 y 100 en un balde a los pies de la iglesia y que se quedó sin ninguno, menos el que conservó para ella. Los vendió a 3 euros y se los quitaron de las manos.

Pero muchos más fueron los panes que uno de los curas bendijo al acabar el acto y que fueron repartidos entre los presentes. Distribuyeron en torno a 800. Unos se los comieron, directamente. Otros se los llevaron a casa, como Rosario, que los guarda en un altar. Los conserva desde hace 9 años. «Y no les han salido ni agujeros».

Leticia Hernández, con el único lirio que le quedó, el que se reservó para ella.
Leticia Hernández, con el único lirio que le quedó, el que se reservó para ella. Arcadio Suárez

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios