Carmen Hernández y Auri Saavedra, en una foto de archivo. / Teldeactualidad

Saavedra reafirma su dimisión «por una cuestión moral»

La concejal no revoca su decisión de dejar el cargo en el gobierno local tras la reunión que mantuvo este miércoles con la alcaldesa

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Auri Saavedra no dio su brazo a torcer tras la reunión de casi dos horas que tuvo este miércoles con la alcaldesa, y mantiene su renuncia al cargo como edil. La intención de Carmen Hernández para que la encargada del área de Protección Animal y Participación Ciudadana reconsiderase su dimisión al cargo ha sido un plan fallido. Finalmente no ha habido un acuerdo entre las militantes del partido de Nueva Canarias por Telde, por lo que todo sigue igual y a finales de enero se materializará la salida en el pleno municipal y, como consecuencia, el nuevo nombramiento.

La también responsable de Sanidad y de Agricultura, Ganadería y Pesca, apela a una decisión moral el no seguir adelante con el cargo. «Es un sinsentido que yo siga si no me proporcionan los medios para cumplir con mis objetivos», asevera la edil.

Hernández y la responsable de Bienestar y Protección Animal comparecerán hoy de manera pública para argumentar la decisión y el proceso a seguir tras esta situación.

El descuidado de sus concejalías, en las que apenas tiene a gente trabajando, ni a las que se le han ofrecido los medios oportunos para llevar a cabo sus demandas, además de temas de salud, han sido las principales causas por las que deja su acta como edil, tal y como afirma ella misma en su carta de dimisión.

La alcaldesa siempre se ha mostrado muy respetuosa con la decisión de la concejal, aunque su intención era que continuase en el puesto. «Es una triste noticia para el gobierno, pero sobre todo para la ciudad», lamentaba la regidora tras conocer la decisión. Tras un periodo de reflexión necesario para ambas partes, se han sentado a dialogar 48 horas después de la renuncia, ya más en frío, pero la concejal se reafirma en su decisión.

Un proyecto que no llega

Uno de los proyectos estrellas en mente de la concejala siempre ha sido la creación del Centro de Bienestar Animal, un refugio de dimensiones más acorde a la cantidad de abandonos que se producen al año en Telde. Ahora mismo la ciudad solo cuenta con la deplorable y más que insuficiente instalación en Siete Puentes.

Por esta circunstancia, en muchas ocasiones se llevan perros y gatos al Albergue Insular de Animales en Bañaderos, donde a muchos se les sacrifica, en contra de los valores de la edil. Motivo principal para abrir dicho centro.

Se trata de una idea que estaba recogida en el Plan de Cooperación del Cabildo con los ayuntamientos para 2021, pero que por varios factores se tuvo que posponer a este 2022. Se espera que en su primera fase de construcción, que será en El Goro, tenga una inversión de 500.000 euros.