Un momento de la última concentración de los trabajadores de Petrecan ante de la sede de la empresa. / C7

Renuncia la constructora que ampliaba la carretera a Melenara y desbloquea la obra

El proyecto estaba ya ejecutado en un 70%, pero lleva parado casi un mes. Sus trabajadores están en huelga por el impago de sus salarios

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Telde

Petrecan, la constructora que estaba ejecutando el ensanche y mejora de la carretera vieja de Melenara, ha renunciado a seguir adelante con la obra. Esta decisión, anunciada este jueves por la alcaldesa, Carmen Hernández, durante el pleno de la corporación, desbloquea en la práctica la continuidad de los trabajos, que estaban paralizados desde hace casi un mes, desde que el 6 de julio pasado sus trabajadores se pusieron en huelga indefinida por el impago de sus salarios.

Hernández reveló este dato en respuesta a una pregunta de la edil del PP, Sonsoles Martín, que le afeó las obras que están paradas en Telde, entre las que citó la de la ampliación de la carretera de Melenara. Y la regidora local le contestó que la única realmente parada es la de esta carretera, «y, además, por causas ajenas al Ayuntamiento, por los problemas económicos que atraviesa la empresa», y acto seguido reveló esta última novedad.

Esta renuncia voluntaria de Petrecan a seguir con la obra, de la que ya está ejecutada un 70%, despeja el camino al Ayuntamiento, que, no obstante, ya había empezado a dar los pasos administrativos pertinentes para proceder a la resolución del contrato, un proceso, en todo caso, bastante más engorroso y burocrático. Mientras tanto, los trabajadores han desconvocado la huelga a partir de mañana, aunque siguen sin cobrar, y el lunes se presentarán a trabajar. No les han dicho que la empresa ha renunciado a la obra. Les han pedido que no bajen a Melenara porque no cuentan con un responsable de seguridad. Así las cosas, el lunes irán todos a la sede de la entidad, en el sur de la isla.

El Centro de Bienestar Animal, previsto para financiarlo con cargo al PCA 2021, se aplaza para ejecutarlo con el de 2022

En principio, la alcaldesa anunció muy por encima que lo que hará ahora el Ayuntamiento es volver a licitar lo que queda del proyecto, pero no aclaró más. Ni siquiera si lo haría por urgencia. Esta actuación, en concreto, corresponde a la primera fase de la ampliación de la carretera, una obra presupuestada en 736.677 euros y financiada por el Cabildo. Quedaría una segunda fase, cuya licitación ya fue aprobada en un Junta de Gobierno reciente.

Además, en el pleno de este jueves se aprobó modificar el programa previsto de obras con cargo al Plan de Cooperación del Cabildo con los Ayuntamientos (PCA) para 2021. Se da de baja la dotación de la red de abastecimiento al diseminado de casas Pedro Paso, con una ficha financiera de 79,945 euros, y se sustituye por dos intervenciones similares en la calle Tomás Bretón (San Antonio) y Licenciado Calderín (San Juan). También se quita de este año la primera fase del proyecto para hacer el Centro de Bienestar Animal, decisión que mereció los reproches de Ciuca y Podemos, y se aprobó destinar los 500.000 euros de su coste a un programa para asfaltar 30 calles de San Juan, San Gregorio, Jinámar casco, Herradura, La Pardilla, Ponce y El Caracol.

Esa obra, la del Centro de Bienestar Animal (494.999 euros), figura precisamente en el listado de 11 proyectos que Telde aprobó ayer para financiarlas con cargo al PCA 2022. La mayoría, siete, tienen relación con actuaciones en las redes de abasto y de saneamiento. Se trata del abasto de Hoya Manrique (87.03 euros) y del saneamiento en Valle Casares Fase II (153.401 euros), Cardenal Cisneros-Barranco de La Herradura (145.083 euros), varias calles de Tablero del Conde (47.566 euros), y la calle Amapola de La Garita (13.998,40 euros). También se sustituirán las de las calles Clavel, en La Garita, y La Virgen, en Lomo Magullo, por 10.247 y 42.651 euros, respectivamente.

También se incluye la sustitución de las barandillas de seguridad de las pasarelas sobreelevadas del vial costero, que presentan un estado tan ruinoso que ha obligado a su cierre por seguridad (250.000 euros), la rehabilitación de cámaras de frío y refrigeración del Mercado Municipal (144.168 euros), y la colocación de cuatro pérgolas para dar sombra delante del edificio de usos múltiples de El Cubillo (127.789).