José Jesús C. A. alias 'el Negro' y su hijo Kilian José C. H. / Juan Carlos alonso

La jueza manda a prisión a los detenidos por el tiroteo de Jinámar para evitar un «ajuste de cuentas»

Se les investiga inicialmente por sendos delitos de tenencia de armas sin licencia o permiso y tentativa de homicidio por los hechos ocurridos el Viernes Santo

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Telde ha decretado la prisión, provisional, comunicada y sin fianza para José Jesús C. A. alias 'el Negro' y su hijo Kilian José C. H., por sendos presuntos delitos de tenencia de armas sin licencia o permiso y de homicidio en grado de tentativa, al ser los únicos sospechosos del tiroteo que se produjo el pasado Viernes Santo en Jinámar.

La autoridad judicial atendió a esta medida no solo por el posible riesgo de fuga de los dos investigados, sino también en atención «a la existencia de conflictos anteriores entre los implicados y que pudiéramos estar ante un supuesto ajuste de cuentas», expuso en el auto.

Ambos, que fueron asistidos por el letrado Rafael Jimenez de Oliva, negaron haber participado en los hechos que provocaron graves heridas a dos personas, una de ellas que sigue hospitalizado y la otra está en prisión porque, un día después, acabó con la vida de su abuela en el domicilio de ambos en Jinámar.

La magistrada tuvo en consideración la declaración policial prestada por una de las víctimas, Jonathan Artiles, alias Martín, al que hirieron de gravedad en la espalda y el muslo. Según el auto, Martín manifestó que el 15 de abril de 2022, sobre las 21.00 horas, se encontraba en Lomo Las Brujas (Jinámar) «momento en que los dos investigados se bajaron de un vehículo 4x4 de color morado», portando cada uno de ellos « una escopeta».

En ese momento, añade la resolución, gritaron «Martín, Martín» y cuando se giró «le disparan, huye y le vuelven disparar por la espalda, cayendo al suelo». El afectado dijo haber reconocido «a ambos detenidos como los autores de los hechos investigados».

Además, este relato de hechos «aparece corroborado por las manifestaciones de los testigos» que los presenciaron y que coincidieron en afirmar en sede policial lo mismo que narró Martín.

Entre estos testimonios estaba el de Enrique José R.C., alias ' el Peluquero' – detenido en estos momentos por acabar con la vida de su abuela– quien declaró «que se encontraba con Martín en Lomo Las Brujas», que vio a «dos individuos con sendas escopetas» y presenció cómo disparaban en dos ocasiones a su amigo. Acto seguido, cuando se dirigían hacia ellos, le dispararon a él en los brazos «cuando intentaba cubrirse».

Dijo que fue él

La autoridad judicial hace referecia en el auto también a la declaración policial de Alexis Felipe C.R., el individuo que se entregó inicialmente diciendo que fue el autor de los disparos y que luego fue puesto en libertad.

Reconoció «posteriormente» que «no era cierto y que fue Kilian José quien le requirió para que se confesara falsamente autor de los mismos», sostiene la magistrada.

Todo ello «aparece ratificado por los informes médicos de las víctimas», la «recogida de proyectiles en el lugar de los hechos y del cuerpo de las víctimas».

No consta, añade la resolución, que los detenidos « estén en posesión de licencia de armas» y, además, el vehículo en el que presuntamente se desplazaron hasta Jinámar para cometer los hechos un Toyota Land Cruiser morado– figura a nombre de Miguel Salvador C., hermano de José 'el negro'.

La autoridad judicial atendió a esta medida no solo por el posible riesgo de fuga de los dos investigados, sino también en atención «a la existencia de conflictos anteriores entre los implicados y que pudiéramos estar ante un supuesto ajuste de cuentas», expuso en el auto.

Ambos negaron haber participado en los hechos que provocaron graves heridas a dos personas, una de ellas sigue hospitalizado y la otra está en prisión porque, un día después, acabó con la vida de su abuela en el domicilio de ambos en Jinámar.