Protesta protagonizada por personal de la Residencia de Mayores de Taliarte el pasado 26 de octubre a las puertas de la sede del Cabildo. / C7

El personal de la residencia de Taliarte vuelve a alzar la voz

Los trabajadores del centro reclamarán mañana a las puertas del Cabildo un trato igualitario para todos los usuarios y protestarán contra la precariedad del servicio

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Ya lo hicieron el pasado 26 de octubre, con gritos, pancartas y tambores a las puertas del Cabildo, y como la situación no ha cambiado -ni parece que lo vaya a hacer a corto plazo-, los trabajadores de Taliarte volverán a manifestarse mañana desde las 10.30 horas frente a la sede del ente insular, en el número 23 de la calle Bravo Murillo de Las Palmas de Gran Canaria. Lo harán por dos razones: la igualdad de todos los empleados y, sobre todo, por acabar con la precariedad y discriminación del servicio que se presta en esta instalación de la costa de Telde perteneciente al Instituto de Asistencia Sociosanitario (IAS).

«En las plantas privadas, para unos 80 usuarios hay entre ocho y diez auxiliares, mientras que en la parte pública llegan a haber 14», desvela el Frente Sindical Obrero de Canarias. Esto supone, según explica la mayoría sindical del centro, que los auxiliares de geriatría, las enfermeras, las fisioterapeutas y el resto de afectados deben realizar el mismo trabajo diario pero con menos personal. «Está ocasionando estrés y, en muchos casos, bajas por exceso de esfuerzo ya que algunos de los usuarios cuentan con un alto grado de discapacidad y requieren de una mayor atención», razona el SOC.

El sindicado también asegura que durante la pandemia el Cabildo contrató a personal específico para, supuestamente, atender a los contagiados, pero que, sin embargo, todos estos trabajadores fueron destinados a las plantas públicas, mientras que a los enfermos por covid-19 se les trasladó a la parte privada de la residencia. «Al final, si tienes una persona mayor o con discapacidad en las plantas que son públicas estás de suerte porque sabes que la atención será la adecuada, pero si por el contrario le toca en la privada ya es otra cosa», asevera el sindicato.

Por todo ello, y teniendo en cuenta que Canarias es una de las comunidades autónomas con menos residencias para mayores -y el gobierno canario tampoco tiene entre sus objetivos la construcción de más instalaciones de este tipo-, el Frente Sindical Obrero asevera que no se puede consentir que una residencia pública tenga más de la mitad de su espacio privatizado.

«Las trabajadoras que están en lucha por esta mejora tienen toda nuestra admiración. No están pidiendo dinero ni reducción de jornada, solo exigen que a todos los usuarios se les trate con respeto y dignidad», concluyen desde el SOC, que ha organizado una nueva protesta en la capital de la isla mañana por la mañana para visibilizar este problema que llevan años denunciando y para el que, pese a los encuentros recientes que han tenido con la consejera de Asuntos Sociales del Cabildo Insular, Isabel Mena, no se les ha ofrecido solución.