Imagen de la reunión entre miembros del PP y de la Plataforma para la Fibra Óptica. / C7

El PP permitirá a la Plataforma para la Fibra que se le escuche en el Parlamento canario

Representantes vecinales expusieron al grupo la mala gestión de los entes públicos para resolver sus problemas de conectividad

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ TELDE.

Miles de ciudadanos en Telde siguen luchando codo con codo para lograr un único objetivo: que llegue a sus casas la fibra óptica. Lo que para muchos la conexión a internet de alta velocidad ya se ha asentado como algo normal y primordial, para miles de vecinos de Telde, sigue siendo un deseo inalcanzable en plena era digital.

Los afectados se quejan porque en este largo año de lucha que llevan, nadie, o muy pocos, son los que les han escuchado. Esta vez pueden estar de enhorabuena, pues, a pesar de que todavía las obras de instalación en estos lugares siguen un procedimiento lento o son inexistentes, un grupo representativo del Partido Popular de Gran Canaria se ha acercado a estos vecinos para recoger sus inquietudes y sugerencias, prometiéndoles que son los mismos vecinos los que van a solicitar sus sugerencias en el Parlamento canario.

Los asistentes a esta reunión por parte del grupo político fueron el presidente del PP en Gran Canaria, Poli Suárez, el diputado regional, Carlos Ester, el senador, Sergio Ramos, así como la concejala del PP municipal de Telde, Sonsoles Martín, y otros miembros más del partido. Como representantes de la Plataforma para la Fibra Óptica asistieron Zaida Cruz, Pablo Agriela y Antonio Sosa, vecinos de estas comunidades afectadas.

Ellos fueron los encargados de transmitir los retrasos injustificados que se han llevado en esta solicitud en la que llevan trabajando muchos meses y todos los problemas que suponen no poder contar con este bien tan necesario en la sociedad actual, donde lo que prima es «la inmediatez». En palabras del senador, según los asistentes, «queremos que sean ustedes mismos, los representantes vecinales, quiénes transmitan sus propuestas en el Parlamento regional. Tienen el derecho a ser escuchados, a explicar sus experiencias y aportar propuestas que se puedan llevar al Senado para su debate, si procede», lo que ha generado la alegría en los representantes puesto que ahora podrán hacerse oír para que «nadie más tenga que sufrir nuestra situación».

Además de la fibra, los representantes vecinales aprovecharon el encuentro para exponer otros asuntos no menos relevantes, como los problemas que sufren con el abastecimiento de agua, que propicia el declive del monocultivo del berro, así como el estado de abandono en el que se encuentra la carretera GC-810 y una red de saneamiento que no llega.