Los dos guacamayos robados ya se recuperan en Los Olivos. / c7

Los Olivos recupera a sus guacamayos pagando un rescate de 1.000 euros

Una banda de cinco encapuchados asaltaron este parque temático de Telde hace una semana y sustrajeron dos de estos ejemplares valorados en 3.000 euros. El intercambio se produjo en la noche del pasado sábado en un solar de Las Remudas

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Tras una semana de angustia, el parque temático Los Olivos ha recuperado a sus dos guacamayos. Estas aves, que habían sido robadas del complejo teldense hace una semana por parte de una banda compuesta por cinco encapuchados, ya están en casa, donde se recuperan del golpe recibido en la cabeza una de ellas, y de la pérdida de plumas ambas, que fueron arrancadas por los delincuentes.

El rescate empezó a fraguarse con el chivatazo que la dirección de Los Olivos recibió el pasado viernes. Un residente de Las Remudas había escuchado a los guacamayos en casa de unos vecinos y dio la alerta. Entonces, el personal de Los Olivos acudió a la Policía Nacional y agentes de este cuerpo se personaron en la vivienda donde supuestamente estaban los dos ejemplares, valorados en 3.000 euros.

Sin embargo, los inquilinos no quisieron abrir la puerta de la casa, por lo que los policías, al carecer de orden judicial, se fueron con las manos vacías e informaron a los propietarios de las aves que, al comenzar al día siguiente el fin de semana, dicha orden no llegaría hasta el lunes.

Así que, por mierdo a que los ladrones, que ya se sabían localizados, acabasen con la vida de los animales, ofrecieron un rescate a los autores del hurto, primero de 500 euros y, finalmente, 1.000 euros por los dos guacayamos, cifra que sí fue aceptada.

El intercambio se produjo la noche del sábado en un solar de Las Remudas y a través de intermediario que había dado el chivatazo. «Los pobres estaban muy asustados, hambrientos y cansados. Los han tenido metido dentro de una maleta», relata la gerente de la finca, María Moreno. A pesar de todo, los guacamayos ya se encuentran bien bajo la protección de sus cuidadores en casa.