La obra del tendido de la fibra óptica se inicia en la calle Dean Pedro Jiménez / Juan Pérez Benítez

Manifestación para acelerar las obras del tendido de fibra óptica

Representantes vecinales acudirán este sábado a la plaza de la Higuera Canaria para protestar por la tardanza en la ejecución de los trabajos

JUAN PÉREZ telde.

La Plataforma para la Fibra Óptica centralizada en la zona de Higuera Canaria ha convocado para este sábado 22 de enero a las 15.30 horas en la plaza del pueblo citado a los vecinos de los barrios que protestan por el hartazgo ante «tanta desidia por parte de las distintas administraciones, públicas y privadas, en el trabajo de despliegue de la red de fibra óptica» que afecta negativamente a miles de personas en la segunda ciudad más importante de Gran Canaria. Una cuestión «que nadie quiere asumir» y que perjudica a barrios como Tara, el Mayorazgo, el Palmital, Cruce de Carretera a Valle San Roque y la Higuera Canaria.

El cansancio por ver que sus peticiones no proliferan como esperan va en aumento. Por ello han decidido ponerse manos a la obra y actuar con los medios que tienen a sus disposición convocando una nueva concentración pacífica, siempre tratando de evitar la concentración masiva y manteniendo la normativa covid. Pretenden manifestar su malestar por lo que ellos creen que es «el abandono por parte de las instituciones que no responden con diligencia a las demandas planteadas por los vecinos sobre un servicio público que se hace cada vez más imprescindible».

«Esta es una situación insostenible en el momento de pandemia que estamos padeciendo en la actualidad», imploran desde el representativo. No entienden que después de más de un año de lucha «donde se ha involucrado a estamentos como la Subdelegación del Gobierno de España, al Diputado del Común, a la Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información, al Ayuntamiento de Telde y a Telefónica, para intentar agilizar las barreras burocráticas habituales de cualquier tramitación y todavía no ha sido posible optimizar los tiempos de ejecución de unas obras que siguen a un ritmo bajo», lamentan.

Estos trabajos ya se han iniciado en la calle Dean Pedro Jiménez, pero desde la plataforma denuncian que apenas se han hecho avances desde el mes de diciembre. Los vecinos están desesperados puesto que se tienen que quejar constantemente para cumplir con pequeños objetivos en esta demanda que debería ser un bien básico en pleno siglo XXI y más en los tiempos de pandemia que corren, donde todo está informatizado.

Esta es una lucha que se lleva desde los propios habitantes en el día a día. Son ellos los mayores afectados de esta situación y a los que más implicados se les ve, contemplando como «los responsables de proporcionarnos este servicio público siguen de brazos cruzados, mientras nosotros seguimos protestando», asegura uno de los portavoces de la plataforma, Pablo Agriela.

Desde las administraciones públicas y privadas, se les prometió a principios de 2021 que la red con internet de alta velocidad iba a estar instalada y funcionando para la mayoría de estos barrios antes de terminar el año y que poco a poco iban a ir ocupando la totalidad de la ciudad. Ya estamos en enero de 2022 y siguen sin ver materializada esa promesa, que además ahora se ha pospuesto para finalizarla de marzo en adelante.

Agriela argumenta que este tiempo de espera se les está haciendo eterno. «Se hace un daño descomunal a la sociedad, puesto que un año sin este bien necesario, son 12 meses en los que se dificulta el estudio de una carrera a distancia o en la que se ponen barreras a gente que necesita teletrabajar, entre otras obligaciones». Denuncia así la baja implicación de las instituciones encargadas: «Las obras han empezado, pero si no es por los vecinos que estamos detrás de todo, los trabajos no avanzan nada. Deberían ser los responsables quienes pongan esa presión, pero tristemente no es así», reclama.

Cada vez es más inevitable disponer en casa de aparatos electrónicos que permitan navegar en internet para realizar todo tipo de trámites o para simplemente hacer los deberes de sus hijos. Esto genera un vínculo necesario con la red, la cual hará la vida más fácil si esta es de mayor calidad. Esto es precisamente lo que demandan desde la Plataforma para la Fibra Óptica, personas que piensan que aún se les tiene «abandonados en la era del cobre» mientras el resto de la ciudadanía camina por delante en materia de telecomunicaciones.