La lava de La Palma alcanza al belén de San Gregorio

El tradicional nacimiento de Los Llanos dedica un sentido recuerdo a la isla bonita con la representación de un espectacular volcán, un mural y donativos para los afectados

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Si el pasado año la dedicación fue para José Sánchez, Pepito, el histórico belenista de San Gregorio quien, después de 52 creaciones, no pudo firmar el último belén de Los Llanos por su fallecimiento seis meses antes, en esta ocasión es la isla de La Palma la homenajeada en el nacimiento más famoso de Telde. Más de 500 figuras vuelven a dar vida al belén tradicional, pero será el espectacular volcán que sobresale en el sector izquierdo de la representación el que centrará todas las atenciones una vez se descubra hoy al público (20.00 horas).

La corriente de lava llega hasta el mar arrasando todo a su paso, con excepción de las plataneras que, por suerte, no se encontraban en su camino y tan solo tuvieron que aguantar una llovizna de ceniza. Incluso la espectacular y amenazante humareda queda fielmente reflejada en esta obra de arte que, por primera vez, ha dado vida en exclusiva personal municipal, concretamente de la Concejalía de Cultura, la empresa pública Gestel, la Escuela Municipal de Folclore y Servicios Municipales. Capitaneados por Miguel Pérez, Marcos Ortega, Francisco González y Gustavo Hernández, quienes afirman con orgullo haber sido fieles discípulos de Pepito, con el que colaboraron en los montajes de los últimos años.

La familia del artesano ha cedido con generosidad al Ayuntamiento los elementos que conforman esta joya, una de los habituales platos fuertes de la Navidad en la ciudad. Aunque el Consistorio sigue con la firme idea de adquirir las cientos de creaciones que Sánchez dejó como legado en su lustrosa trayectoria. No será el volcán y su lava el único tributo que se rinde al pueblo palmero. Viviendas tradicionales de la isla bonita, un mural reflejando su paisaje cumbrero -obra, como siempre, de Elías Marrero- e, incluso, los representativos enanos de La Palma. El homenaje será tan sentido y sincero que hasta el dinero que se recaude, fruto de las donaciones voluntarias de los visitantes, irá destinado en su totalidad a los afectados por el volcán.

Pero la representación de este año no se limitará al homenaje palmero. Habrá espacio, como siempre, para el resto de Canarias. Casas de Lanzarote, Fuerteventura o El Hierro se podrán distinguir con todo lujo de detalle y, como no, Telde seguirá copando la mayor parte de las muestras artesanales. No solo hogares, también conocidos e históricos negocios como la barbería de Maestro Pancho Suárez o la zapatería de Cho'Miguel Suárez estarán fielmente reflejados. Y, por supuesto, la figura de Pepito Sánchez tendrá un lugar central en la puerta de la tienda de plátanos, presente, vigilante, fiscalizando que a pesar de su adiós, el belén de San Gregorio sigue manteniendo su esencia, aquella que le hizo ser el más reconocido de Telde y que, en esta edición, manteniendo su espíritu solidario e integrador, se vuelca con el drama palmero y su gente.