Imagen de archivo de Isabel Torón La cantante y docente recibirá hoy un tributo por su destacada trayectoria. / C7

Isabel Torón recibe un homenaje de sus alumnos hoy en el teatro

La Casa-Museo León y Castillo organiza un concierto lírico en reconocimiento a la cantante y docente en el Juan Ramón Jiménez

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

Un especial y merecido homenaje. Isabel Torón Macario lleva toda una vida como cantante y docente, y aún hoy continúa dando clases a numerosos alumnos. Algunos de ellos, antiguos y actuales, ofrecen un concierto lírico en su honor esta noche, pero Torón no quiere hablar de un homenaje, sino de un símbolo de agradecimiento. Reconoce que todo lo que hizo fue por impulso y por su deseo de colaborar en fomentar la cultura, y que ese fue su 'leitmotiv', lo que le ha llevado a recorrer casi todos los rincones de Gran Canaria predicando cultura y música desde la llegada de la democracia a España.

El concierto está organizado por la Casa-Museo León y Castillo en el teatro Juan Ramón Jiménez, con entrada gratuita, para homenajear a esta mujer, hija del poeta Saulo Torón y de la soprano Isabel Macario, debido a su destacada labor en la creación, magisterio, interpretación, difusión y estudio de las músicas clásicas en Canarias. Pero ella asegura que aunque lo agradece, no lo interpreta como un homenaje, porque «no he hecho nunca las cosas para recibir el agradecimiento, mi labor ha sido siempre de ayudar, enseñar y colaborar, y a lo mejor algo habré hecho que lo reconocen». Agrega que en su casa eran poco dados a los reconocimientos públicos y recuerda que los que tuvo su padre en vida, siempre iba engañado, por la humildad que le caracterizaba. «No lo tomo como un homenaje a mi, creo que es un acto familiar, por todo lo que mis padres aportaron a la ciudad», agrega.

Nunca ha calculado cuántos alumnos ha tenido a lo largo de su labor docente, pero a grandes rasgos podrían rondar los 400 o 500, porque dio clases a integrantes de coros, a agrupaciones en los pueblos, en el Conservatorio de Música, en su casa de manera particular y también en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. «Es imposible saberlo, no me he parado a pensarlo», reconoce. Recuerda que nunca hizo distinción entre los alumnos que podían pagarle y los que no. Algunos de los numerosos estudiantes que han pasado por sus clases participan en el concierto homenaje dirigido por el pianista Nauzet Mederos, entre ellos el barítono Luis García Santana, la sopranos Araceli Bossa y María Batista, los tenores Francisco Navarro y Juan Díaz, y la mezzosoprano María Luisa Yánez. El único que no es su alumnos, pero estará en el elenco, es el barítono Julián Padilla porque su abuelo cantaba en la época de su madre y porque ha sido alumno de un alumno suyo. «Lo vi nacer y el abuelo me vio nacer a mi», explica, por ese motivo lo ha invitado.

Torón reconoce que Telde le trae gratos recuerdos, porque no solo vivió en el municipio, sino que sus padres eran teldenses. Pero también tiene un recuerdo muy especial, primero por sus alumnos y por su hermano, que ya no está, sino porque tuvo un alumno de Telde, Gustavo López, que falleció hace dos años y está convencida de que hubiese estado con ellos en este concierto.