El entubado del agua del Barranco de Los Cernícalos enfada a los ecologistas

Turcón denuncia ante la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural nuevas acciones de este tipo por parte de la Heredad del Valle de los Nueve

Ronald Ramírez Alemán
RONALD RAMÍREZ ALEMÁN

El colectivo ecologista Turcón, por medio de su presidente, Honorio Galindo, ha vuelto a denunciar «posibles» nuevos entubados de los caudales de agua procedentes del Barranco de Los Cernícalos por parte de la Heredad del Valle de los Nueve, contra la que solicita la apertura de un expediente de infracción múltiple.

«Hemos tenido noticias u constatación in situ de la acumulación de tuberías para el entubado de caudales procedentes en su canalización hacia La Colomba, El Drago y Lomo de Cuevas Cubas», sostiene este colectivo cuya razón de ser es la defensa del medio natural. Unos hechos que, según Turcón, pueden producir un atentado grave contra el medioambiente y los valores que se pretenden preservar en espacios naturales como este.

Además, en su escrito, Galindo asegura que pese a las denuncias presentadas por su colectivo en anteriores ocasiones, las aguas provenientes del Barranco de Los Cernícalos siguen siendo entubadas de madrugada, a escondidas, alegándose pérdidas por filtración o evaporación. «La Heredad del Valle de Los Nueve, promotora de esta iniciativa, es una heredad conflictiva con el medioambiente y la naturaleza por mantener ilegalmente el entubado que llevamos denunciando desde 2013», critican los ecologistas.

Además, el colectivo sostiene que este entubado «llevado a cabo en más de 300 metros del paraje Cuevas de Cuvas, dentro del Espacio Natural Protegido C-26 Lomo Magullo», está suponiendo una afección al magnífico drago que se alimentaba de la humedad del agua que pasaba junto al mismo. «Pero ahora, el agua entubada arruina la flora asociada, y a elementos intangibles del medio como el paisaje y la presencia del agua en su recorrido», aseguran.

Por todo ello, Turcón solicita a la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural que abra expediente de infracción múltiple a la Heredad, «ya que las anteriores infracciones no han prescrito al haberse cometido en suelo rústico y espacios protegidos». También pide que se considere al Consejo Insular de Aguas y al Ayuntamiento de Telde como organismos hostiles «por su inacción e irresponsabilidad al no proceder a pesar de las denuncias presentadas, y dejar que se consolide el destrozo ambiental».