Un vecino afectado haciéndose un café con un hornillo portátil. / C7

«A las diez ya estamos durmiendo porque sin luz no tenemos nada que hacer»

Hasta 300 vecinos del municipio continúan sin electricidad en sus viviendas tres días después de que acabase el temporal Hermine

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

Todavía son cerca de 300 ciudadanos teldenses los que siguen sufriendo las incidencias en el suministro eléctrico provocadas por la tormenta tropical Hermine que dejó más de cien litro de agua por metro cuadrado por toda Gran Canaria y muchos otros puntos del archipiélago.

Muchos llevan desde el domingo esperando a que Endesa les solucione el corte. Una falta de servicio que está provocando daños colaterales tales como la pérdida de comida en la nevera y congeladores o problemas para teletrabajar en ciertas personas.

Algunos de los afectados son Maricarmen, su hermana, cuñado y tres sobrinos, quienes viven en una misma casa en la Cuesta del Valle, un pequeño enclave que se ubica justo antes de la entrada al barrio de Lomo Bristol, donde varios residentes siguen soportando la falta de luz en sus viviendas. «Aprovechamos las horas de luz del día para hacer cosas en casa, aunque poco hay que hacer más que las típicas tareas domesticas del día a día», expone en una conversación.

Del mismo modo explica que tienen que tirar de la buena fe de algunos de sus vecinos que sí mantienen la luz en sus casas para poder cargar los teléfonos móviles que ahora usan más que antes para entretenerse en los ratos muertos del día. «Benditos datos ilimitados», indica Maricarmen, quien manifiesta que ya le da vergüenza llamar a Endesa para preguntar cuándo se restablecerá la normalidad nuevamente en el tendido eléctrico.

«A las diez ya estamos durmiendo porque no tenemos nada que hacer. Hemos tenido que recurrir al hornillo de gas y los pedidos de comida a domicilio mientras no haya luz para comer caliente. También a las velas para ir al baño y vernos por las noches. Ha sido como volver a nuestra niñez», revela la vecina.

Endesa ya ha notificado que tiene a más de 200 operadores trabajando y han afirmado que esperan ir recuperar la normalidad en el día de hoy. Son más de 1.000 personas las que todavía siguen afectadas. Las Palmas de Gran Canaria sigue siendo el municipio que más con hasta 900 cortes.