La alcaldesa, Carmen Henández, y la concejala, Auri Saavedra, en el acta de despedida de la edil. / c7

La alcaldesa elogia el trabajo de Auri Saavedra y lamenta su renuncia al acta

La edil se queda al margen de la administración pública, pero seguirá implicada en proyectos que ella misma comenzó como el Centro de Bienestar Animal

Juan Pérez Benítez
JUAN PÉREZ BENÍTEZ Telde

La alcaldesa, Carmen Hernández, y la edil de Protección Animal, Auri Saavedra, hicieron firme la dimisión de la concejala de sus funciones en el gobierno local mediante una rueda de prensa. El motivo alegado sobre su marcha se debe principalmente a que su trabajo le estaba afectando en lo personal. «Me gustaría cerrar este capítulo para poder seguir avanzando en mis proyectos personales y recuperar la paz perdida», comenzaba diciendo en su despedida la edil de Nueva Canarias.

Hernández y Saavedra mantuvieron una reunión «tranquila y extensa» esta semana, en la que la edil que siempre percibió que «se comprendía mi decisión, ya que la administración pública estaba afectando a mi situación personal. Esto está provocando serios problemas en mi salud y en mi familia, por ende, también en la paz de mi hogar», explicó la concejala entre lágrimas.

Para ella es «inasumible» seguir en el cargo al no poder proteger a los animales como le gustaría y en los plazos que desearía. La postergación de su proyecto estrella como es el Centro de Bienestar Animal, que serviría para resguardar a los seres sintientes para no ser enviados al Albergue Insular de Bañaderos, donde a muchos de ellos se les acaba sacrificando, ha sido una piedra en su camino. «Emocionalmente soy incapaz de asumir que tantos animales tengan que ser mandados al centro de Bañaderos», lamenta.

A pesar de estas declaraciones, la alcaldesa remarcó que su llegada ha supuesto un salto cualitativo en materia de sensibilidad del ayuntamiento con los animales. Un compromiso que reconoce la propia edil, y que según Hernández queda patente en el incremento paulatino de la partida destinada a la protección animal en un 508%, pasando de 48.000 euros destinados a esta cuestión en 2018, a los casi 300.000 euros en 2022. O en destinar un tercio del Plan de Cooperación del Cabildo con los ayuntamientos para crear el Centro de Bienestar Animal.

La líder de NC en Telde quiso agradecer su sacrificio y trabajo al frente de sus concejalías, además de disculparse al no haberle podido dotar de más recursos para hacer frente a sus objetivos en los plazos a los que aspiraba. Cabe recordar que apenas tenía personal en sus áreas, «pero consiguió sacar adelante muchas de las iniciativas que se propuso, e impulsó otras que seguirán en marcha para acabar culminándolas con su asesoramiento desde fuera», destacó Hernández.

Además, la reconocida activista animalista aprovechó para pedir paz : «espero que esta situación no se utilice para hacerle daño a nadie, ni a ninguna organización porque Telde necesita una gobernanza sin violencia y que estemos a la altura de lo que esta ciudad merece», imploró.

Comienza una nueva etapa en los despachos para reajustar las áreas. La alcaldesa indicó que todavía no tiene la reorganización decida. Lo único que tiene claro es que el sustituto será Sergio Suárez, que hasta ahora fue asesor en el área de contratación y recursos humanos.

Ciuca tilda de «bochorno» el acto de despedida de la edil

Ciuca muestra en un comunicado su lamento por «el espectáculo bochornoso y ridículo que ha ofrecido la alcaldesa al tratar la crisis de su concejala Auri Saavedra». Añaden que «la rueda de prensa es la escenificación del desgaste político del gobierno que preside, preocupado en los medios de comunicación y en marcar la agenda mediática más que en resolver los problemas de la ciudadanía». Recuerda que no es la primera concejala que se marcha durante su mandato. «Ya lo hizo Natalia Santana en su día, y en aquel momento no hubo rueda de prensa ni aclaraciones, por lo que se pone de manifiesto su preocupación en el agotamiento de su credibilidad frente a la ciudadanía», manifiestan desde el partido.