Casa de estilo neocanario del Pico de Bandama que servía como punto de información turística. / Cober

El punto de información turística del Pico de Bandama tendrá otro uso

El Cabildo busca otra salida para la casa de la cima del Monumento Natural. Los turistas iban más al baño, también cerrado, que al punto

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El punto de información turística del Pico de Bandama, cerrado desde el inicio la pandemia por la covid, «no funciona y hay que buscarle otra utilidad». Así de claro se pronuncia el consejero de Turismo del Cabildo, Carlos Álamo, sobre el futuro del inmueble localizado en la cima del Monumento Natural.

Adscrito a Turismo de Gran Canaria, ese espacio era utilizado, sobre todo, por cruceristas que hacían parada allí en sus excursiones por el interior de la isla y que «sobre todo utilizaban los baños públicos», también cerrados desde marzo de 2020, al igual que el búnker militar situado debajo del inmueble.

«La voluntad del Gobierno insular es buscar una solución para darle el uso adecuado», señala el consejero sobre un edificio cedido por el Estado y cuya reapertura «no es una prioridad», confirma Álamo.

«Lo que piden los turistas que visitan el Pico de Bandama es que los aseos estén abiertos y ese debe ser un servicio complementario, no el principal», remarca el consejero, que esta semana conocerá las instalaciones localizadas en la capital pero cerca de su límite con Telde y Santa Brígida.

En buenas condiciones

El consejero insular de Turismo asegura que tanto la casa que acoge el punto de información como los baños del Pico de Bandama están en condiciones de abrirse al uso hoy mismo. «No hay averías ni desperfectos que lo impidan», mantiene, resaltando que «se presta un servicio de mantenimiento de las instalaciones. No están para nada abandonadas», agrega.

Puerta de acceso al punto de información turística cerrado desde marzo de 2020. / Cober

Según Álamo, al inmueble del Pico «se le puede sacar más partido de otra manera», por ejemplo, comenta, con paneles interpretativos del paisaje que se observa desde esa atalaya o como centro museístico. No obstante, la solución tendrá que acordarse entre las consejerías de Turismo, Medio Ambiente y Obras Públicas del Cabildo, todas con competencias en la cima.

Los problemas con la fosa séptica de los aseos se arreglaron hace un año, detalla el máximo responsable de Turismo de Gran Canaria (antes Patronato), quien recuerda que el Cabildo hizo «una fuerte inversión» al principio del mandato para corregir la inestabilidad de una ladera de esa atalaya y los desprendimientos sobre la carretera.

Escaleras de acceso a los baños públicos del Pico de Bandama, también cerrrados al uso. / Cober

Hecha en 1942, abandonada en 1999 y cedida al Cabildo en 2012, la casa de estilo neocanario se reabrió en 2015 para cerrarse a finales del mandato anterior. Se reabrió luego al principio de este mandato y ahora lleva más de dos años cerrada. El edificio de estilo neocanario se hizo como tapadera del búnker camuflado debajo.

Compromiso de Morales

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, ha reiterado el compromiso del Gobierno insular de «ejercer el derecho de tanteo y nuestra prioridad» en la adquisición del lagar comunal del Caserío de Bandama, cuya propiedad está judicializada, como una parte del centro de interpretación y recepción de visitas del Monumento Natural. «Estamos pendientes de la resolución judicial para hacer valer nuestro derecho», remarcó sobre esta intención.