Imagen de la botadura del prototipo. / / Juan Carlos Alonso

Gaia hace el milagro: desala el agua del mar con la energía de las olas

La firma noruega Ocean Oasis presenta un prototipo de ósmosis inversa con energía undimotriz que probará en el banco de ensayos de la Plocan

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

Tras 2,5 años de ensayos en Noruega, la empresa Ocean Oasis tiene ya en Gran Canaria la boya flotante que ha ideado para desalinizar agua marina aprovechando la energía que generan las olas. Está atracada en el muelle Juan Sebastián Elcano del Puerto de La Luz y de Las Palmas y ahora se someterá a pruebas durante un año en el banco de ensayos de la Plataforma Oceanica de Canarias (Plocan).

El objetivo de Gaia (la diosa madre de la mitología griega) es producir entre 500 y 1.000 metros cúbicos de agua dulce al día sin utilizar combustibles fósiles en un prototipo que puede anclarse en cualquier lugar de la costa y suministrar su producción a tierra con una conducción por el lecho marino. Parece un milagro pero es ciencia y tecnología.,

El acto de presentación del prototipo y la ceremonia de botadura tuvieron lugar este lunes, pero todavía habrá que esperar varios años para que Gaia alcance el tamaño y la velocidad de producción que la conviertan en una nueva desaladora comercial. Ahora se trasladará a la altura de la Punta de La Mareta, en la zona sur del banco de ensayos de Plocan, donde se fondeará.

El director general de Ocean Oasis en Canarias, Sebastián Feimblatt, destacó la reducción en el consumo de energía que supondrá Gaia para la desalación y la colaboración que la empresa ha recibido en Gran Canaria. «Es autónoma, se ancla, desala y entrega el agua dulce en la costa», explicó sobre el prototipo presentado en la isla.

Canarias «nos brinda el entorno idóneo para testear nuestra tecnología tanto por la infraestructura, experiencia y localización de Plocan como por la posibilidad de desarrollar su solución en un mercado tan relevante en materia de desalación y actividades offshore», agregó el directivo.

El CTO de Ocean Oasis, Thomas B. Johannessen, indicó que el prototipo tiene 7 metros de diámetro y 10 de altura y pesa cerca de 100 toneladas. El dispositivo extrae la energía de las olas a través del movimiento relativo de dos cuerpos y aprovecha esta energía de forma directa para realizar un proceso de desalación por ósmosis inversa sin necesidad de producir energía eléctrica, aumentando así la eficiencia del proceso.

Galería.

La directora general de Energía del Gobierno de Canarias, Rosana Melián, subrayó el avance que supone para las islas convertirse en una plataforma de ensayos para nuevas tecnologías encaminadas a las energías limpias y ser el centro de atención de grandes empresas que desean profundizar en estas técnologías para seguir avanzando en la senda de la transición energética.

«Dentro del grupo de las energías oceánicas, la que mayor interés tendría en Canarias sería la undimotriz, por cuestiones relacionadas con el recurso de las olas existentes. Todas estas alternativas ecológicas nos harán dar pasos importantes hacia los horizontes de descarbonización tan ambiciosos que se han marcado las islas para los años 2030 y 2040», añadió.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria , Antonio Morales, dijo que esta isla depende del agua desalada para su supervivencia, «y cada día es más importante como consecuencia de la sequía. Pero la desalación es un proceso que consume muchísima energía. Si tenemos en cuenta todos los procesos necesarios para obtener agua, esto supone entre el 15 y el 20% del consumo energético total de nuestro territorio.

El director de Plocan, José Joaquín Hernández Brito, felicitó a Ocean Oasis por el prototipo para desalación que probará en el banco de ensayos y reclamó «avanzar en la regulación para agilizar la tramitación de los permisos de los desarrollos tecnológicos, ya que con los tiempos actuales es muy difícil explotar el gran potencial de energías renovables de Canarias y de nuestro país, que presentan capacidades para llegar a la autosuficiencia. Si queremos cumplir con los objetivos de la transición energética tenemos que correr con las tramitaciones», apuntó.