Un ejemplar anillado del endemismo de Gran Canaria observado en los pinares. / Life Pinzón

La población de pinzón azul, estable en Inagua y aumenta en La Cumbre

El último censo estima en 402 el número de ejemplares de la especie en peligro de extinción. El segundo núcleo suma el 16% de individuos

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria

El proyecto postLife+Pinzón ha revisado entre mayo y junio el censo poblacional de la especie pinzón azul de Gran Canaria ( Fringilla polatzeki) en los pinares de Inagua y de La Cumbre, que estima ahora en 402 ejemplares (entre 286 y 577 teniendo en cuenta el margen de error), y acomete hasta este mes de septiembre su seguimiento para determinar las tasas de supervivencia, la distribución espacial, la dispersión, las tasas de recaptura, las áreas de campeo y el uso de hábitat de los pinzones.

Con la información recopilada en los últimos seis años por el proyecto, el número de ejemplares en la Reserva Natural Integral en la que este pájaro endémico vivía recluido hasta el incendio forestal de 2007 se muestra estable, con una ligera tendencia al crecimiento, mientras que la población de La Cumbre de la especie en peligro de extinción ha registrado una tendencia ascendente, manteniéndose estables los valores de densidad en los últimos años.

Con la información obtenida mediante los censos poblacionales realizados en 2021, la densidad de pinzón azul de Gran Canaria se estimó en Inagua en 14,98 ejemplares por kilómetro cuadrado y en La Cumbre en 3,42, lo que supone una población estimada en Inagua de 331 individuos (el margen de error la sitúa entre 261-441) y en La Cumbre de 71 (entre 25 y 136). De ahí se deduce que el censo total asciende actualmente a 402 ejemplares (entre 286 y 577).

GPS y anillas

El seguimiento poblacional que se realiza desde abril registra la presencia de ejemplares y anota su ubicación con GPS y las combinaciones de colores de sus anillas si están anillados, lo que permite conocer mejor la evolución de la población y facilita el estudio de su comportamiento.

En 2021, gracias a los trabajos de seguimiento, se realizaron 944 localizaciones en Inagua y 394 en La Cumbre, identificándose 36 pinzones anillados en el primer pinar y 29 en el segundo (sumando los individuos silvestres anillados y los liberados). De ellos, once fueron traslocados de Inagua a La Cumbre entre 2015 y 2019 (cuatro estaban en La Cumbre y siete en Inagua) y nueve se liberaron entre 2010 y 2019 procedentes de la cría en cautividad (todos estaban en La Cumbre).

En cuanto a los movimientos entre ambos pinares, en ese seguimiento se observaron en Inagua siete individuos traslocados que fueron inicialmente liberados en La Cumbre; no detectándose ningún movimiento entre pinares de los ejemplares procedentes de cautividad ni de los silvestres anillados.

Mapa de los pinares de Inagua, Ojeda y Pajonales, La Cumbre y Los Marteles. / Life Pinzón

El programa de traslocación del pinzón azul de Gran Canaria liberó en La Cumbre, entre 2010 y 2019, pinzones azules procedentes del centro de cría en cautividad y entre 2015 a 2019 individuos silvestres procedentes de la población de Inagua, contribuyendo en un lapso de 10 años al establecimiento con éxito de un segundo núcleo de población viable, que representa el 16% de la población total.

Repoblación en suelo privado

El proyecto postLife+Pinzón ha mostrado públicamente su agradecimiento a los propietarios de terrenos rurales de La Cumbre que han autorizado desinteresadamente la realización de plantaciones en sus parcelas como corredores para el trasvase de pinzones azules desde Inagua, Ojeda y Pajonales a esos pinares. Hasta ahora la superficie privada donde se realizarán o han realizado repoblaciones asciende a más de 35 hectáreas.