Arriba, Jesús con la cruz a cuestas, una de las escenas del corto. / C7

La Pasión de Jesús, según Temisas

Tradición. La Asociación La Salle celebra la 28 edición de su auto de Semana Santa con el rodaje de un corto sobre la muerte y resurrección de Cristo. Se emitirá el 26 de marzo

Gaumet Florido
GAUMET FLORIDO Agüimes

Hubo quien tuvo que afinar la mirada. No le sonaba de nada, pero, de repente, en vísperas casi de Semana Santa, a la Montaña de Arriba le crecieron tres cruces. Sí, como las del Monte Calvario, solo que en Temisas. Y no, aquella estampa no era el fruto de un milagro. Eran el resultado de un compromiso, el de la Asociación La Salle por mantener una tradición a la que ha sido fiel durante casi 30 años: la representación del Auto de la Pasión de Agüimes en adaptación de la obra de Orlando Hernández '...Y era el Hijo del Hombre'.

Esas tres cruces formaban parte de la escenografía del último tramo de este conocido trabajo del insigne dramaturgo agüimense, 'Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret', que, por imposición de las normas anticovid, dejó este año la puesta en escena, en carne viva, que llenó las calles de Agüimes en sus 27 ediciones anteriores, se mudó a Temisas, a las montañas del municipio, y cambió de género, del teatro al cine. Fue el 13 de marzo.

«Este iba a ser nuestro segundo año sin el Auto de la Pasión, ya en 2020 nos quedamos sin representarlo con todo preparado; así que nos vimos en el dilema de no hacerlo, con el riesgo de que entrara en declive por la falta de continuidad, o de hacer algo que lo mantuviera vivo sin poner en riesgo la salud ni quebrantar la normativa», apunta Sebastián (Chano) Sánchez, presidente de La Salle. Y optaron por adaptar la última parte al formato audiovisual y rodar un cortometraje.

Escena de la resurrección de Jesús, en el granero de las Cuevas de la Audiencia, en Risco Pintado. / C7

Aday Sosa y Cristina Estupiñán, que llevan la Vocalía de Seguridad en la asociación, se pusieron manos a la obra para diseñar un plan de contingencia. Había que garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. Fue un rodaje burbuja, como cada una de las escenas. De las 300 personas que han llegado a intervenir en una edición normal de este popular auto se pasó a las apenas 21 que escenificaron este corto, más las 8 de organización y equipo de rodaje, y las tres de televisión. «Cada personaje subió en su coche a Temisas», cuenta Sánchez. Y en las escenas de diálogo, el que hablaba, frente a la cámara, no llevaba mascarilla, pero el que le escuchaba, fuera de plano, sí. Así sortearon al dichoso bicho.

El guion se pasó por wasap y no hubo ensayos. Al frente del rodaje, su director, Luis Antonio Rodríguez. Casi todo se hizo en una tarde, desde las cuatro a las ocho menos cuarto, lo justo para grabar el atardecer. Y solo hubo dos localizaciones, la de la Montaña de Arriba, en los llanos frente a las instalaciones del observatorio astronómico de Temisas, y la de las cuevas de la Audiencia. Esta última, justo en la montaña de enfrente, en Risco Pintado, se rodó el día anterior y fue el lugar elegido para la resurrección, con un Jesús regresado a la vida y con vistas únicas al valle temisero. «Tardamos más en encontrar la entrada a la cueva que en grabar». Y la escenografía se limitó a las tres cruces, obras del carpintero Pepe Méndez y su hijo Fernando, un sepulcro (simulado por un banco) y dos palomas para soltarlas durante la recreación de la resurrección.

El corto se rodó entre tabaibas y tuneras, en la Montaña de Arriba. / C7

No hubo tomas falsas. Ni tiempo que perder. Solo les importunó el zumbido de algunas abejas, ahora en plena fiebre de libaciones, y el ensordecedor ruido de las motos, tan aficionadas a las curvas de la carretera que pasa por Temisas. Pero todo salió según lo previsto. El corto, ahora en edición, contará con 17 o 18 minutos que se emitirán el próximo 26 de marzo por Este Canal Televisión. A las 18.45 comenzará la programación con el Auto de la Pasión de 2019, como homenaje a todos los que han colaborado durante tantos años en esta obra, y empatará para su última parte, la de la muerte y resurrección, con este corto, a las 21.00 horas de ese mismo día.

El Calvario, con las tres cruces obra de Pepe y Fernando Méndez. / C7

Todo se hizo gracias a los equipos del Centro de Producción de Agüimes y de Sonimac, además de la colaboración del Ayuntamiento de Agüimes, el Cabildo, el Instituto Piadoso Eclesiástico Jesús Sacramentado y el abogado Domingo Tarajano. Los papeles principales recayeron en Francisco Javier Artiles, que encarnó a Jesús de Nazaret (le tocó y no pudo hacerlo en 2020), Emilia García como María, Lorena Rodríguez como María Magdalena, y María del Carmen Abrante como la Verónica. Claudia Vega y Adrián Sánchez hicieron de Ruth y Julio, que narran las escenas, una característica de este auto.