Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
Los productores y agricultores adelantaron la recolecta de los cultivos de papa debido a las altas temperaturas en la isla C7
La ola de calor obliga a adelantar la recogida de papas y hortalizas hasta quince días
Gran Canaria

La ola de calor obliga a adelantar la recogida de papas y hortalizas hasta quince días

Los agricultores de la isla apremiaron la recolecta ante las altas temperaturas, que continúan sin dar tregua

Odra Rodríguez Santana

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 12 de julio 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La segunda ola de calor, que se está cebando especialmente con la isla, está provocado que las cosechas de papas y hortalizas se tengan que recoger hasta quince días antes de que finalicen su ciclo natural (cuatro meses y medio). Este martes, los agricultores grancanarios apremiaron la recogida para que la canícula no afectara y echara a perder sus cultivos, sobre todo, en zonas como la cuenca de Tejeda, medianías orientadas al sur y oeste y en la costa sudeste de la isla, donde los termómetros marcaron por encima de los 41 grados.

«Con el calor, las plantas no solo acortan su ciclo de maduración de las plantas, sino que sufren daños físicos importantes, que hacen que, en ocasiones, no se pueda salvar las cosechas», explica Rafael Hernández, presidente de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos de Canarias (COAG). Pero es que, además, hay otro aspecto «muy preocupante, que es que por encima de los 25 grados de temperatura la polilla guatemalteca -lepidóptero de unos 10-15 mm de longitud considerada una de las plagas más peligrosas para la papa- se vuelve muy virulenta», agrega Hernández.

Sin duda, los peores efectos del calor en las 1.200 hectáreas en las que se cultiva la papa en Gran Canaria y donde se producen aproximadamente 28 millones de kilos anuales, se traducen en la necesidad de agua. «No solo se tiene que regar más sino que la hora de agua es más cara», concreta el responsable de la COAG. «Hay zonas con más recursos de agua, pero hay otras que no los tienen y el coste de la papa se eleva porque hay que regar varias veces al día», indicó.

Aunque estos son los que se pueden ver especialmente dañados, los otros cultivos también se pueden estropear y con estos calores, «si no regamos con una frecuencia de dos o tres veces al día, podemos quedarnos sin la cosecha, ya que con esta temperatura requieren más agua de lo normal», apunta el también agricultor.

Noticia Relacionada

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) elevó en Gran Canaria la alerta máxima por altas temperaturas este miércoles y el Cabildo de la isla declaró la alerta por riesgo de incendió forestarles en todo el territorio insular por encima de la cota de 200 metros sobre el nivel del mar.

Este insoportable bochorno se prevé se extenderá hasta mañana viernes, cuando las temperaturas empiecen a remitir.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios