Borrar
Foto de familia en el homenaje a los jubilados en el Consejo Insular de Aguas. David Delfour
Morales subraya el impacto positivo de la 'hoja de ruta' hídrica del Cabildo en el paisaje

Morales subraya el impacto positivo de la 'hoja de ruta' hídrica del Cabildo en el paisaje

«La historia de Gran Canaria es la historia del agua», subraya en el homenaje al personal jubilado del Consejo Insular

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 17 de mayo 2024, 18:27

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El presidente del Cabildo, Antonio Morales, aseguró este viernes que las políticas en materia de seguridad hídrica del Cabildo de Gran Canaria se traducen en efectos positivos «en el paisaje rural, en la tranquilidad del suministro garantizado en miles de hogares, y también en los visibles avances en el marco de la hoja de ruta que pretende hacer de Gran Canaria una verdadera ecoísla».

Así lo afirmó en el acto de homenaje al personal jubilado en los últimos años del Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria (Ciagc), al que transmitió su agradecimiento por «la noble actividad que han desempeñado», al igual que hicieron el consejero de Presidencia, Teodoro Sosa, el responsable del Área de Sector Primario, Soberanía Alimentaria y Seguridad Hídrica, Miguel Hidalgo, y el gerente del Ciagc, Carmelo Santana.

«Avanzamos de manera decidida en la sostenibilidad de todos los procesos de producción, situándonos igualmente a la cabeza de las islas en este sentido. Pero todas estas políticas necesitan de la implicación y el saber hacer de trabajadores y trabajadoras como ustedes, que han dedicado sus vidas profesionales a garantizar un bien común tan indispensable como el agua», compartió.

«Pueden sentirse orgullosos», les dijo Antonio Morales

«Pueden sentirse orgullosos, pues los resultados cosechados en los últimos tiempos avalan la labor realizada con la suma de esfuerzos, propulsando una corriente de cambio en sintonía con las actuales necesidades de Gran Canaria», agregó el presidente del gobierno de la isla, antes de enfatizar que «nuestra estrategia ha evitado la adopción de medidas drásticas, como las que vemos en otros lugares de Canarias y España».

David Delfour

Morales recordó que «la historia de Gran Canaria es la historia del agua. El mapa de presas, acequias, embalses, gavias, pozos y otros tantos ingenios hidráulicos señala la huella en el territorio del esfuerzo realizado generación tras generación para configurar y sostener una sociedad moderna en medio del océano».

«Esta aventura atlántica», prosiguió, «habría sido imposible sin la adecuada gestión de este recurso, tan preciado como escaso en nuestra tierra. Prácticamente ningún otro enclave insular del mundo ha llevado a cabo una empresa tan titánica».

El Cabildo lideró la modernización de las infraestructuras hídricas en la isla

También indicó que «el Cabildo, desde sus primeros pasos hace ahora 111 años, lideró la ampliación y modernización de las infraestructuras vinculadas al aprovechamiento del agua. Hoy en día, el gobierno de la isla mantiene vivo ese espíritu, aunque adaptado al reto de la sostenibilidad y el cambio climático, que se manifiesta en numerosos y prolongados periodos de sequía».

Puso de relieve que «resulta curioso comprobar cómo se dan la mano pasado y presente. La histórica red de grandes presas, y concretamente las de Chira y Soria, se ha convertido en un valioso legado que nos ha permitido estructurar el proyecto de Salto de Chira, que sitúa a la isla a la vanguardia en la introducción de las energías renovables, además de contribuir a la seguridad hídrica, con una generosa aportación de agua de riego para la Cumbre».

David Delfour

«Nuestro compromiso», proclamó, «expresado a través de las acciones del Consejo Insular de Aguas, es tan transparente como el agua. Apostamos por su democratización, para que cualquier persona, y en cualquier lugar de la isla, pueda disponer del caudal necesario».

Con una producción próxima a los 11 millones de metros cúbicos al año

Dirigiéndose a los homenajeados y homenajeadas, afirmó que «su contribución puede medirse en mejoras para la población y la sostenibilidad de la isla, y creo que estarán de acuerdo en que este es el mayor reconocimiento que pueden llevarse a casa. Como ejemplo de su legado, el Consejo Insular de Aguas es el principal productor y distribuidor de agua para riego de la isla, con una producción próxima a los 11 millones de metros cúbicos al año, más de la mitad agua regenerada y la restante desalada».

«Este flujo lleva literalmente la vida a múltiples rincones de nuestra geografía, porque resulta determinante para nuestra agricultura y ganadería, y en consecuencia, para la soberanía alimentaria y la lucha contra la despoblación en el ámbito rural, e incluso en la prevención de los incendios, con la configuración de paisajes mosaico», enumeró.

El corazón que bombea la savia que necesita el campo

Además, este caudal para riego posee ahora más calidad tras las mejoras como las implementadas en esta EDAM de Arucas-Moya. Esta desaladora es, de hecho, el principal centro de producción de agua desalada en la comarca Norte, pues abastece a los municipios de Arucas, Firgas y Moya y proporciona el riego de estos municipios, así como a Las Palmas de Gran Canaria y Guía.

David Delfour

Y hay que sumar, en la cercana costa norte, el renovado ímpetu de la recientemente ampliada y actualizada EDAR de Gáldar y Guía. Ambas plantas son parte del corazón que bombea la savia que necesita el campo, además de garantizar el abasto público en sus áreas de influencia.

«En esta isla no se vierte una gota sin tratar al mar»

El presidente recalcó que «en esta isla, además, no se vierte una gota de agua sin tratar al mar. Y todo ello con una paulatina disminución de la dependencia de los combustibles fósiles y la reducción de la factura energética gracias a las actuaciones del Plan Renovagua y la perfecta simbiosis entre agua y energía solar».

«Ustedes han sido artífices de todo este proceso de cambio que sigue en marcha, así como de las iniciativas para evitar riesgos de inundaciones e incendios, además de impulsar o colaborar en acciones que han mejorado la conservación de la naturaleza y el paisaje. Y lo han hecho en el seno de una figura clave para Gran Canaria, el Consejo Insular de Aguas, que comenzó a funcionar a pleno rendimiento en 1995, integrado inicialmente por personal procedente de los servicios hidráulicos y de presas del Cabildo de Gran Canaria y del extinto Servicio Hidráulico del Gobierno de Canarias», rememoró.

En el año 2000, el Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria, se hizo cargo también de la gestión del Consorcio de Aguas Depuradas de Gran Canaria y del personal que lo componía.

«Ustedes han mostrado un gran sentido del servicio público en la defensa y protección de un elemento vital; y han consolidado el papel fundamental del Consejo en la gestión del agua», manifestó. «Como presidente del Cabildo, me sobran por lo tanto los motivos para agradecerles su aportación a mejoras decisivas en la gestión de este elemento esencial. Lo hacemos además con motivo del Día de Santo Domingo de la Calzada, patrón del Consejo Insular de Aguas, que lleva casi tres décadas abriendo nuevos surcos y tendiendo puentes hacia el mejor porvenir posible para esta isla».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios