Juan Francisco García, presidente de INFORCASA, Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria y Francisco Suárez, director de CANARIAS7/Arcadio Suárez

Juan Francisco García, presidente de INFORCASA, Antonio Morales, presidente del Cabildo de Gran Canaria y Francisco Suárez, director de CANARIAS7 / Arcadio Suárez

Morales apuesta por llevar agua desalada para Chira-Soria hasta Tejeda y Artenara

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, protagoniza el tercer encuentro del foro Nuevos retos para una nueva era promovido por Informaciones Canarias SA

JESÚS QUESADA Las Palmas de Gran Canaria CARLOS SANTANA BELTRÁN

Aprovechar las instalaciones de impulsión de agua desalada a las presas de Chira y Soria incluida en el proyecto de construcción de la central hidroeléctrica para llevar líquido apto para el riego hasta la Cruz de Tejeda y garantizar así el irrigamiento de la cuenca de Tejeda y Artenara y la existencia de bolsas de agua para atajar los incendios forestales en las cumbres constituye una de las novedades añadidas por el Cabildo al faraónico proyecto del salto de agua que facilitará la penetración de las energías renovables en el sistema eléctrico de Gran Canaria.

Así lo desveló este viernes el presidente del Cabildo, Antonio Morales, en el tercer encuentro de la serie 'Nuevos retos para una nueva era' organizada por CANARIAS7 para celebrar la alianza con el grupo Vocento y el nuevo diseño de su edición impresa y digital, que se completará hoy sábado con la nueva revista C7.

Morales detalló que la propuesta planteada por el Cabildo a REE pasa por el incremento de la capacidad de desalinización de la planta prevista en Arguineguín. De momento, comentó, no existe acuerdo con la concesionaria de la central hidroeléctrica, pero el Gobierno insular está convencido de la necesidad de implementar esta iniciativa.

El Cabildo ha pedido a REE que desalinize en Arguineguín más agua para impulsarla hasta la Cruz de Tejeda y regar así las cumbres

Sobre el nuevo proyecto constructivo de Chira-Soria, el presidente del Cabildo agradeció el esfuerzo de REE para eliminar las líneas eléctricas aéreas asociadas a la central por encima del túnel de acceso a sus cavernas y comentó que el trazado del tendido de evacuación de alta tensión ofrece varias alternativas, entre ellas su soterramiento completo. «El impacto mayor se ha corregido», señaló sin ocultar que «huella va a dejar».

Morales defendió la construcción de la central por el avance que supondrá para la penetración de las renovables y la autosuficiencia energética, destacando que con esta gran pila de almacenamiento se logrará aumentar a entre el 51 y el 70% el porcentaje de demanda cubierto con energías limpias en Gran Canaria. «Puede ser un referente mundial», apostilló.

El líder de NC en el Cabildo aseveró que las relaciones con el vicepresidente primero, Miguel Ángel Rodríguez (PSOE), «son buenas y estrechas» y que los rumores de diferencias políticas y personales entre los dos socios principales del Gobierno insular, compartido también con Podemos, no son más que «maledicencias del enemigo».

El radiotelescopio

En la entrevista compartida en El Sebadal, el presidente del Cabildo no ocultó que «sigo siendo partidario» de que el radiotelescopio de investigación científica previsto en Artenara por el Instituto Geográfico Nacional se levante «donde estaba previsto», en la Mesa de Acusa, dentro del espacio natural de Tamadaba al considerar que el impacto visual y ambiental en el Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas sería asumible.

No obsante, no se levantará allí, tal y como el Cabildo se ha comprometido con la Unesco y el Ministerio de Cutltura porque la figura de Patrimonio Mundial «acaba de nacer y no debe tener polémicas».

En todo caso, aseguró que el radiotelescopio se hará en Gran Canaria, preferentemente en las cumbres, y que ya se están estudiando los espacios posibles para su ubicación. «Es una pena. Hubiese servido para dinamizar la zona», mantuvo Morales.

El tren al Sur

Aunque «era reacio al tren» al llegar a la Presidencia, Morales admite que «me he ido convenciendo» de las ventajas que traería la implantación del transporte guiado para Gran Canaria, en concreto la línea ferroviaria entre la capital y el sur, aunque la caída de la movilidad en los últimos meses haya restado prioridad a esta infraestructura. Con casi todos los proyectos de trazado, estaciones y dotaciones hechos, «no vamos a renunciar» a conseguir financiación para la construcción, más ahora que la Comisión Europea apuesta por invertir en movilidad sostenible, eléctrica y guiada.

Por otra parte, el presidente del Cabildo reiteró la predisposición de la corporación insular a vender el Club Baloncesto Gran Canaria a capital privado si recibe «una propuesta seria, solvente y preferentemente de empresariado local».

Impulsar el turismo rural y potenciar su sostenibilidad

Tras una promoción turística tras el confinamiento que califica de extraordinaria, Morales remarca dos objetivos para el turismo en Gran Canaria.Por un lado fomentar el turismo rural, para lo que se está desarrollando un estudio de la carga en el territorio para evitar impactos negativos de esta actividad en el interior de la isla. «Se está trabajando muy bien. Tiene que ser medido y controlado sin transformar los municipios», explicó el presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Por otro lado, seguir avanzando la apuesta por la denominada Ecoisla y por la sostenibilidad total del principal sector económico de la isla. «El modelo del turismo del futuro pasa por la sostenibilidad. Estamos trabajando en un proyecto con la sociedad civil para implantar las energías limpias en todas las infraestructuras turísticas impulsando el autoconsumo», añadió. Un impulso que se sostendría en tres bloques claros: la sostenibilidad alimentaria, la sostenilidad hídrica y la sostenibilidad energética.

Uno de los tripulantes de la última patera que alcanzó esta semana Gran Canaria / Arcadio Suárez

El Cabildo tutela a 400 menores no acompañados llegados en pateras

Morales mostró su disconformidad con la respuesta dada por el Gobierno central ante el repunte que vive la llegada de pateras a las islas en lo que va de año. «En los últimos años el Gobierno central no ha dado una respuesta a las necesidades de Canarias con la inmigración. Se ha cometido un error histórico. Deben generar infraestructuras para atender a las personas que llegan cumpliendo con las necesarias condiciones», apuntó Morales. En estos momentos, la institución insular cuenta con 400 menores no acompañados a su cargo, lo que supone un coste de unos ocho millones de euros, en una cuestión que no es competencia del cabildo. De hecho, hay hogares de acogida del Cabildo con 70 menores para espacios habilitados para una veintena, según desveló el presidente. En este sentido, subrayó la inversión de cuatro millones de euros que realizará la Delegación del Gobierno en Canarias en terrenos del Puerto de Arinaga para montar una infraestructura temporal para acoger a los inmigrantes que lleguen.

«Dudo que cumpla con las medidas necesarias. Debería destinarse esa partida para infraestructuras permanentes y mejor dotadas que cumplan con las condiciones necesarias y en un lugar adecuado. Deberíamos usar todas las infraestructuras disponibles y dotarlas de medios adecuados y con las condiciones necesarias», reiteró.

Además reclamó, una vez más, la reactivación del traslado de los inmigrantes a la Península. En cuanto al debate generado y la alarma social provocada por los positivos detectados en un centenar de inmigrantes llegados en los últimos días a las islas Morales se mostró tajante. «No me preocupa en estos momentos la incidencia de la inmigración y los comentarios que ligan la inseguridad sanitaria con la llegada de inmigrantes. Yo creo que genera más inseguridad la llegada de visitantes que llegan sin ningún tipo de control previo. Al inmigrante que viene se le hace un test de inmediato y se actúa con ellos para tratarlos sanitariamente», remarcó.