Borrar
Infografía con el nuevo vallado previsto junto al yacimiento arqueológico de Risco Caído. C7
Mejora paisajística y patrimonial en Risco Caído y su entorno
Gran Canaria

Mejora paisajística y patrimonial en Risco Caído y su entorno

El proyecto cuenta con un presupuesto de 1,4 millones y contempla un mapeo de patologías en el interior de las cuevas, el desbroce de senderos y la recuperación de antiguos muros de bancales, entre otros trabajos

CANARIAS7

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 29 de febrero 2024, 11:17

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Cabildo de Gran Canaria ha iniciado la ejecución del proyecto de adecuación, embellecimiento, mejora paisajística y puesta en valor del yacimiento y entorno de Risco Caído, actuación que cuenta con un presupuesto de 1,4 millones de euros dentro del Plan de Gestión Integral del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria, que es Patrimonio Mundial de la Unesco.

Los trabajos en el Bien de Interés Cultural (BIC) de Risco Caído han sido impulsados a través del Instituto Insular para la Gestión Integrada del Patrimonio Mundial y la Reserva de la Biosfera y fueron presentados recientemente a la población en un encuentro celebrado en el Centro Cultural de Artenara.

Entre las actuaciones planificadas se encuentran la adecuación de la bolsa de aparcamiento que actualmente existe junto a la Degollada y una zona de descanso próxima al mismo, así como la limpieza y el desbroce de los senderos que concurren en el yacimiento desde la Degollada, desde la presa de Los Pérez y desde Barranco Hondo, además de la recuperación de los antiguos muros que conforman los bancales agrícolas adyacentes al sendero o el embellecimiento de una cantonera existente previa a la llegada al yacimiento.

Científicos en el interior de una de las cuevas de Risco Caído.
Científicos en el interior de una de las cuevas de Risco Caído. C7

En el yacimiento de Risco Caído está previsto sustituir el vallado que actualmente existe, la realización de un tratamiento cromático de las fachadas de las cuevas a fin de homogeneizarlas, todo ello con el soporte de especialistas en conservación, y, finalmente, la sustitución de la carpintería existente en las mismas. Además, se realizará un desbroce y limpieza a lo largo del yacimiento, compuesto por una veintena de cuevas, así como diversas intervenciones arqueológicas.

De hecho, la intervención contempla la retirada de polvo en el interior de las cuevas de Risco Caído, pues su presencia favorece la retención de humedad y otros procesos físico-químicos perjudiciales para su conservación. Esto, además, permitirá evaluar la pérdida de material y documentar y estudiar las superficies de las paredes con detalle.

Operarios y una retroexcavadora trabajando en los muros de los bancales adyacentes.
Operarios y una retroexcavadora trabajando en los muros de los bancales adyacentes. C7

Igualmente, se consolidarán zonas con riesgo de desprendimiento dentro del yacimiento y se realizará el control de patologías a través del control del soporte, el estudio de las colonias microbiológicas y el mapeo de sales.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios