Luz verde a 3 parques fotovoltaicos en el Sur

El Consejo de Gobierno autoriza la implantación en suelo rústico porque el uso no está prohibido por el planeamiento insular. Suman 20.436 paneles solares y un presupuesto de casi 5,80 millones.

Jesús Quesada
JESÚS QUESADA

El Consejo de Gobierno Insular ha dado luz verde a la implantación de tres parques fotovoltaicos en suelo rústico de San Bartolomé de Tirajana al considerar que aunque tal uso no está previsto en el Plan General de Ordenación Urbana del municipio sureño, tampoco se encuentra prohibido por el planeamiento insular.

El acuerdo condiciona la implantación en Aldea Blanca de los parques La Aldea I, La Aldea II y La Aldea III al mantenimiento de la condición agraria del suelo y destaca que no afecta a ninguna de las áreas de la red canaria de espacios naturales protegidos, la red Natura 2000 de la UE o el mapa de especies protegidas elaborado por el Gobierno de Canarias.

Promovidos por la empresa Tabaiba Solar SL, estos tres parques de energía fotovoltaica sumarán una potencia total de 7,19 MW, siendo el primero de ellos el de mayor capacidad de generación, 2,75 MW. Los otros dos tendrán la misma potencia, 2,22 MW en cada caso.

Los tres parques de generación de energía limpia con fuentes renovables supondrán la instalación de 20.436 paneles solares en la superficie reservada para ellos. La Aldea I prevé la colocación de 8.340 unidades para producir un máximo de 2,75 MW y en los parques La Aldea II y La Aldea III está programada la presencia de 6.048 paneles en cada uno de los dos.

Para hacer realidad esta nueva potencia de generación eléctrica se estima necesaria una inversión conjunta de casi 5,80 millones de euros. El más caro de los tres es el de mayor potencia y número de paneles solares, cuyo presupuesto se eleva a 2,34 millones de euros. Le sigue el parque La Aldea II, cuya ejecución tiene un coste estimado de 1,82 millones. El más barato sería La Aldea III y no costará menos de 1,62 millones.

A pleno rendimiento, la generación eléctrica de los tres parques fotovoltaicos previstos en San Bartolomé de Tirajana permitiría cubrir el abastecimiento de energía normal de casi 2.400 viviendas.

El Consistorio sureño no ha puesto objeciones a la implantación de los tres parques en terrenos calificados en su Plan General de Ordenación como suelo rústico potencialmente productivo y que según el planeamiento insular son suelo rústico de protección agraria (suelo agrícola no cultivado).

En el trámite administrativo para declarar de interés público o social la implantación de los tres proyectos fotovoltaicos, que camina desde hace años en el Gobierno de Canarias a distintas velocidades, los propietarios de suelo más afectados por las expropiaciones necesarias para su ejecución pertenecen a la empresa Desarrollos Eólicos de Canarias, al Cabildo de Gran Canaria, al Consejo Insular de Aguas y a los hermanos Alejandro y Pedro Fernando del Castillo Bravo de Laguna.