Los ‘mirones’ obligan a cerrar de nuevo el acceso a la cumbre de Gran Canaria

La Guardia Civil vuelve a cerrar las carreteras de la cumbre de Gran Canaria y sólo dejan paso a los vecinos autorizados a visitar sus hogares. El exceso de visitantes en algunas vías ha dificultado el paso a los servicios de extinción del fuego.

CANARIAS7 / SAN MATEO

La Guardia Civil ha vuelto a cerrar en la mañana de este jueves los accesos a la cumbre de Gran Canaria ante la avalancha de vehículos que acuden a mirar los daños del incendio. Los servicios de Emergencia recuerdan que el acceso a las zonas afectadas está habilitado sólo para los vecinos afectados, porque varias vías siguen siendo necesarias para los equipos que trabajan en la extinción de los focos activos del fuego.

Un total de tres carreteras se mantienen cerradas al tráfico en la isla de Gran Canaria esta mañana debido al fuego que asola principalmente la cumbre de la isla.

Actualmente, las vías afectadas por este incendio y que se encuentran cerradas al tráfico son la GC-230, el cruce de Ariñez en la GC-400 y el cruce con la GC-15, según ha informado el Cabildo de Gran Canaria.

De todos modos, desde el Cabildo de Gran Canaria se solicita no acceder a la cumbre, ya que el fuego sigue activo.