Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
Ejemplar de caracol pintado en los alrededores de la cantera. El Legado
El Legado denuncia que la cantera de Amagro daña a un caracol endémico

El Legado denuncia que la cantera de Amagro daña a un caracol endémico

El colectivo solicita la paralización cautelar de la explotación Charco de San Francisco, en Gáldar, que acaba de conseguir plácet para su ampliación

Gaumet Florido

Gáldar

Domingo, 14 de enero 2024, 23:19

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El colectivo El Legado ha presentado una denuncia ante la consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias y ante el Seprona de la Guardia Civil para advertir de las serias amenazas de daños que pesan sobre una especie de caracol endémico de Gran Canaria, el llamado caracol pintado ('Theba Grasseti'), por la cantera de piedra del Charco de San Francisco, en el Monumento Natural de Amagro, en Gáldar.

Esta asociación, que trabaja para la difusión y la protección del patrimonio histórico y arqueológico canario, insta, por tanto, a la paralización cautelar de esta cantera, que, por cierto, acaba de conseguir el plácet de la Consejería de Economía e Industria del Gobierno de Canarias para expropiar una superficie de 30.000 metros cuadrados que ha sido autorizada para la ampliación de esta explotación minera.

El Legado advierte de que 'Theba Grasseti' apenas cuenta con unas pocas poblaciones fragmentadas en la isla y que figura además dentro del catálogo de especies protegidas de Canarias con la catalogación de vulnerable. Tras un trabajo de campo de miembros de este colectivo en las inmediaciones de la cantera que gestiona la empresa Conasfal, hallaron ejemplares de la especie, de la que aportan sus geolocalizaciones en la denuncia.

Además, solicitan en ambos escritos que se tomen medidas preventivas y de evitación necesarias para instaurar un sistema de protección rigurosa de 'Theba Grasseti' en su área de distribución natural y para garantizar también que no se sacrifique o se perturbe deliberadamente al caracol ni se deteriore o se destruya su hábitat.

El Legado reclama asimismo que se realice un seguimiento de la presencia de este especial y único molusco gasterópodo al menos durante un año (un ciclo biológico anual), y en su caso, que se valore la aprobación de un plan de conservación de la especie conforme a la normativa que sea de aplicación.

En este contexto, solicita que se modifique la evaluación ambiental de la cantera Charco de San Francisco y que se tenga en cuenta la aparición de la especie en la zona para que en se incluyan medidas preventivas, correctivas, o en su caso, compensatorias. Y que se incluya a la especie como 'otras especies de interés' en los planes de gestión de Monumento Natural Amagro y ZEC Amagro, y se adecúen a este hallazgo la zonificación, régimen de usos, objetivos y medidas de conservación de estos espacios.

Y dado que esta población del curioso caracol pintado de Gran Canaria no estaba contemplada en los registros, El Legado plantea por tanto que se actualicen los datos de la especie en el Biota, el Banco de Datos de la Biodiversidad de Canarias, donde constan 13 millones de registros.

Se queja El Legado de que esta explotación lleva activa desde 1980 con sucesivas prórrogas y que «ha estado incumpliendo deberes en cuanto a su deber de restauración del área de extracción» y con impagos económicos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios