Borrar
Una de las víctimas, de espalda con capucha, escucha a la letrada del acusado, con camisa azul. F. J. F.
Asalto a unos campistas en Vargas

La víctima declaró que el acusado le puso un cuchillo en la espalda y la violó

Tribunales ·

«Le pedía que no me hiciera nada, pero él me seguía apuntando con el cuchillo», dijo en el juicio en el que el acusado se enfrenta a 21 años de cárcel

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 16 de enero 2024, 18:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La joven que denunció haber sido violada por el amigo de su pareja durante el confinamiento mientras pernoctaba en la playa de Vargas, declaró en la primera jornada del juicio que el acusado la ató con cintillos, le «puso un cuchillo en la espalda» y posteriormente la violó. Todo ello después de haber amordazado también a su novio, que se quedó inmovilizado en la caseta de campaña en la que ambos estaban quedándose en abril de 2020.

En esta primera jornada celebrada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas presida por el magistrado Pedro Herrera, la fiscal Micaela Martín modificó la petición de penas en el trámite de cuestiones previas al entender que hubo un error en el escrito de calificación, rebajando de 30 a 21 años de cárcel que interesa para Santiago P.H. Además, antes de la celebración de la vista el Ministerio Público se reunió con la abogada de la defensa, Minerva Fleitas, para llegar a un acuerdo de conformidad, pero finalmente no hubo consenso.

En este escenario, la primera en deponer ante la Sala fue la víctima, que narró visiblemente afectada la experiencia traumática que vivió a manos, según expuso, de un amigo de su pareja. Contó que estaban morando en un solar cercano a la playa de Vargas durante el confinamiento y, sobre las 22.00 horas, escuchó ruidos fuera de la caseta de campaña. Avisó a su novio que salió a mirar y en ese momento, dijo que el acusado les gritó «alto, policía, los vamos a detener porque no pueden estar aquí», luego les amenazó con un cuchillo ocultando su cara con un pasamontañas y les obligó a atarse ambos con unas bridas.

En un cuarto de aperos

A su pareja la dejó en el suelo de la caseta pero a ella se la llevó al cuarto de aperos de una finca cercana. Allí, narró la mujer, el acusado le «bajó los pantis y las bragas y me empujó sobre un colchón con el cuchillo en la mano hasta que se me echó encima», narró. Detalló que primero la «penetró vaginalmente mientras sentía el cuchillo en mi espalda y luego me hizo cambiar de postura para, a cuatro patas, hacer lo mismo analmente», expuso.

Solo acertó a decirle «que no me hiciera nada», declaró a preguntas de la fiscal, añadiendo que «cuando terminó se fue y no lo volvía a ver. Luego pasé toda la noche en ese cuarto hasta que amaneció por miedo a encontrármelo fuera».

Al alba, dijo la víctima que fue a «buscar ayuda» hasta que llegó la Guardia Civil. «Les dije que sospechaba que era Santiago –en alusión al acusado–. La voz era la suya e incluso los propios agentes me comentaron que mi novio les manifestó lo mismo».

A raíz del ataque, esta joven contó que sufre «pesadillas, apenas duermo, tengo miedo de estar sola por la noche... Incluso me ha afectado en mi relación de pareja», un estrés postraumático que fue ratificado en esta primera sesión del juicio por los forenses que la reconocieron.

Investigación exitosa

Por su parte, el jefe de la Brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Judicial de la Guardia Civil, narró al detalle la investigación que llevaron a cabo y contó cómo desde el primer momento tuvieron claro quién había sido el autor del ataque. «Fue el propio afectado el que reconoció la voz de Santiago», afirmó el investigador, quien detalló que fueron encontrando «vestigios» que les llevaron a detener al ahora acusado.

En su casa hallaron cintillos como los que usó para atar a las víctimas, tenía un chándal negro y rosa como el que dijeron los afectados que llevaba cuando les atacó y, además, portaba un teléfono móvil Alcatel idéntico al que la mujer dijo haberle visto cuando fue violada.

La vista proseguirá el próximo 29 de enero a las 10.15 horas con la declaración del acusado y los informes de las partes.

Imagen de los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial. F. J. F.

«Reconocí a esa persona, era Santiago sin lugar a dudas», dijo una de las víctimas

La pareja de la víctima declaró que no tuvo «dudas» a la hora de reconocer la voz de su agresor:«Reconocí a esa persona, era Santiago», dijo en relación al acusado. Contó que llegó de noche y le puso un «cuchillo en el cuello». Luego le ató de pies y manos y le puso una camisa en la cabeza.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios