Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
Imagen de uno de los vehículos serigrafiados con el lema de la campaña de concienciación. Cober
Las Palmas de Gran Canaria

Guaguas sin sustos en Halloween

La empresa municipal de transporte y la Policía Local impulsan una campaña de concienciación para evitar actos vandálicos en el marco de esta celebración, que arranca este fin de semana y se prolongará hasta el 1 de noviembre

Rebeca Díaz

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 26 de octubre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Evitar actos vandálicos como el lanzamiento de piedras y huevos que han venido sufriendo los vehículos de Guaguas Municipales en los últimos años, protagonizados principalmente por menores en el marco de la celebración de la fiesta de Halloween -de los Finados para los más tradicionales-, es el objetivo de la campaña de concienciación 'Carril Buuus, ¡sin sustos ni sorpresas!'.

Una iniciativa que presentaron en la mañana de este jueves en la sede de la empresa municipal los concejales de Movilidad y de Seguridad y Emergencias, José Eduardo Ramírez y Josué Íñiguez, respectivamente, y se va a desarrollar desde este fin de semana al 1 de noviembre.

La campaña, que cuenta con la colaboración de la Policía Local y se difundirá en dos vehículos de la compañía que se han serigrafiado para la ocasión y principalmente en redes sociales dado el sector poblacional al que se dirige, responde a los buenos resultados obtenidos en acciones similares previas.

Incidentes

«En el año 2019 se produjeron durante esos días 105 incidentes, en el 2020 fue la pandemia pero en el 2021 fueron 26 y en 2022 fueron 19, con la particularidad de que 18 fueron lanzamientos de huevos y un solo lanzamiento de piedras, cuando esto normalmente no era así», explicó Ramírez en una intervención ante los medios en la que quiso destacar el «éxito» de la campaña en su doble vertiente: de concienciación y de seguridad.

El concejal de Movilidad insistió en la necesidad de «pedir la complicidad de la ciudadanía, sobre todo de los padres, las madres, maestros y maestras» y todos aquellos que «tienen mucha relación con los chicos y chicas jóvenes para hacerles entender que esto no es una broma, no es una gamberrada graciosa y que es peligroso tirar huevos o piedras a una guagua, que ponen en peligro no solo la integridad física de los que van dentro sino también de los que están fuera».

Seguridad

En lo concerniente al ámbito de la seguridad, el edil responsable del área destacó que la capital grancanaria «es una de la ciudades más seguras de España» en parte «por campañas como esta».

Íñiguez recalcó que «el trabajo de la Policía Local es prevenir» y «proteger» y que «esta campaña hace que los chicos y chicas, porque mayoritariamente estos ataques a guaguas se producen por menores, entiendan que una gamberrada se puede convertir en un accidente grave, en un delito grave porque puede haber incluso fallecidos en un accidente de tráfico en el que está de por medio una guagua. Por eso nos lo tomamos en serio en esta campaña preventiva y, después, en la parte reactiva».

Así, señaló que «cada uno de los puntos donde Guaguas Municipales, de manera habitual o no habitual, tiene incidentes es mapeado por la Policía, Guaguas Municipales, que es el actor principal en la ciudad del transporte público incorporando también a los taxistas, para que haya policía, de uniforme y de paisano, en esos puntos en los que pueda haber un incidente para prevenirlo».

«Esto no es una broma»

El edil de Seguridad y Emergencias incidió en las consecuencias pueden conllevar estos actos vandálicos y apuntó que «hace dos campañas tuvimos detenidos a unos chicos que salieron a hacer una gamberrada y acabaron con un problema judicial, detenidos por la Policía Local y delante de un juez al cabo de unos meses. Esto no es una broma, porque estamos hablando de la seguridad de las personas».

Añadió que «por suerte», como indicó Ramírez, «esta campaña ha tenido el efecto positivo de que esto se convierta prácticamente en una anécdota», frente al «problema de seguridad que abordábamos hace cuatro años».

Puntos de vigilancia

Respecto a la ubicación de esos puntos en los que conductores de guaguas y taxi tienen problemas, comentó que varían. «Hemos tenido puntos de vigilancia permanente en la zona de San José, en la calle Málaga, en La Minilla, en Siete Palmas... Han ido moviéndose», dijo. Reseñó el caso de «una intervención incluso con la unidad de dron muy grande en Siete Palmas, en el parque Trini Borrull, con mucha acumulación de público, donde intervino la Policía Local».

Pero remarcó que «eso se ha ido moviendo porque Guaguas Municipales y Policía Local, en este caso, van de la mano y vamos viendo cómo se comporta la ciudad. Estas es una ciudad muy viva, no es un fenómeno estático y lo vamos viendo mes a mes».

Íñiguez destacó que «por suerte, no hemos tenido un problema grave», de ahí que se incida en este tipo de actuaciones preventivas. «No es ninguna gamberrada. Puede haber un accidente grave con un fallecido y se convierte en un delito contra la seguridad vial», alertó.

Dispositivo

El Ayuntamiento informa que la empresa municipal de transporte, como es habitual durante la noche de los Finados (Halloween), pondrá en marcha un plan de prevención de contingencias, al tiempo que se reforzará los equipos de limpieza de los vehículos ante la posibilidad de que se reproduzcan los ataques con huevos, que en la edición anterior disminuyeron por el efecto de la presencia policial y los mensajes de sensibilización

Además, la Policía Local, a través de su unidad GOIA-UE, hará un refuerzo con un dispositivo especial coordinado con la Policía Nacional que se iniciará este fin de semana del 28 y 29 de octubre hasta el miércoles 1 de noviembre.

El cuerpo de seguridad municipal hará hincapié en las zonas de celebración de eventos y en las zonas donde se puedan producir actos vandálicos a través de patrullajes dinámicos y estáticos, policías de paisano y operadores de dron.

Repercusiones penales

En la campaña se detallan algunas de las repercusiones penales a las que se podrían enfrentar los presuntos vándalos: prisión (para mayores de 18 años), internamiento (para menores de 18 años); multas de 100 a 600.000 euros; trabajos para la comunidad y libertad vigilada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios