Borrar
Momento en que los vecinos paran la obra del Confital este martes. Arcadio Suárez

La Policía desaloja a los vecinos que pararon la obra del Confital

Los ciudadanos desocupan la ladera y anuncian una nueva denuncia por los desmontes, que siguen avanzando

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 7 de marzo 2023, 09:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Policía Nacional ha desalojado a los vecinos de La Isleta y los seguidores de Alternativa Maga Nacionalista (Amaga) que este martes volvieron a sentarse en las laderas del Confital para paralizar la obra de mejora de los accesos a la playa.

Según explica el portavoz de Amaga, Felipe Ros, «la policía española nos ha desalojado por desobediencia y por riesgo para nuestra integridad». Estas declaraciones las hizo en el momento en que los vecinos abandondaban el lugar, instados por el Cuerpo Nacional de Policía.

Esto permite que la empresa Pérez Moreno vuelva a retomar los trabajos que le adjudicó el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria por 1,35 millones de euros.

Los vecinos que este lunes ya habían parado los trabajos volvieron a movilizarse el martes. Esta vez, según explicó Ros, la empresa había comenzado antes los desmontes, afectando a perfiles de la ladera que, en su opinión, no se pueden tocar por tratarse de una obra de conservación y mantenimiento y por estar situado en suelo rústico de protección.

Una vez que la Policía les invitó a que abandonaran el lugar, las personas concentradas dejaron la ladera sin oponer resistencia. Acto seguido, Felipe Ros anunció que iría a interponer una nueva denuncia porque «nos presentaron un documento en que se decía que se iba a quitar unos 30 centímetros, pero han eliminado más».

En su opinión, se ha cometido un delito «porque no se puede cambiar el perfil de la ladera»,

Los vecinos se colocaron junto a la excavadora.
Los vecinos se colocaron junto a la excavadora. Arcadio Suárez

Desde el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se explicó que la obra cuenta con todos los permisos necesarios.

La intención de la Concejalía de Urbanismo, que dirige Javier Doreste, es la de reponer los muros en los que se apoya la vía de acceso, la creación de un mirador junto a la plaza de Pepe el Limpiabotas, la construcción de un aparcamiento exterior y la mejora de la entrada al Confital.

Por su parte, los vecinos entienden que, tal y como está planteado, el proyecto municipal atenta contra el espacio protegido. Por eso, también denunciaron las obras tanto al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil como a la Agencia Canaria de Protección del Medio Natural.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios