Nazha está a punto de tener su segundo hijo. / Juan Carlos Alonso

Una vecina de Arenales afronta un desahucio a punto de dar a luz

Nazha Laama ha salido de cuentas para tener a su segundo hijo y el lunes debe dejar la que ha sido su casa los dos últimos años. «Solo pido una habitación», dice

REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

Nazha Laama ha salido de cuentas y en cualquier momento dará a luz a su segundo hijo, así dice que se lo comunicaron este jueves en su última revisión en el Materno. Un niño que reconoce va a llegar en un momento muy complicado para la familia que forma junto a su marido y su hija mayor, que el 1 de octubre cumplirá dos años, pues este lunes día 14, a las 11.00 horas, deben dejar la vivienda en la que han residido los dos último años en el barrio capitalino de Arenales, atendiendo a la orden de desahucio que les llegó hace «casi un mes y pico».

Asegura que en el mes de marzo a su marido le dieron la baja en el trabajo por un problema en la rodilla y desde entonces se quedó cobrando el 60% del sueldo. Esta circunstancia desencadenó que no pudieran hacer frente al pago de un alquiler que asegura supone «los 600 euros que ahora cobra mi marido».

Así las cosas y aunque la orden de lanzamiento está a nombre de «la hermana de mi marido», que era la anterior inquilina de la vivienda, Nazha y su familia tendrán que dejarla sin que de momento tengan una alternativa habitacional. Esta joven madre de origen saharaui asegura que entiende las razones del propietario. «El dueño del piso tiene derecho», expone.

Sin embargo, reconoce su miedo al no saber qué va a ser de su familia, pues a pesar de que ha tratado de buscar un alojamiento alternativo, no lo ha encontrado. «Es muy difícil», dice al tiempo que asegura que «solo necesito una habitación».

El principal temor de Nazha es su hija mayor. «Me da miedo ingresar en el Materno y que mi hija acabe en la calle», confiesa.