Recreación del campo de béisbol en La Minilla. / C7

Urbanismo aprueba el proyecto de campo de béisbol en La Minilla por 3,53 millones de euros

El Ayuntamiento asume la mitad del coste de la operación (1,73 millones) mientras que el resto lo aportará el Cabildo de Gran Canaria

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El servicio de Urbanismo del Ayuntamiento capitalino aprobó el viernes pasado el proyecto denominado campo de béisbol en el barranco de La Ballena por un importe total de 3.533.810,28 euros. La autorización, que tiene los mismos efectos que la licencia urbanística, abre las puertas a un proyecto que debe recibir 1,8 millones de euros del Cabildo de Gran Canaria. El Consistorio capitalino aportará el dinero que falta hasta completar la necesidad de inversión.

El proyecto, en el que se viene trabajando en los últimos años, supone la creación de un campo de béisbol y sóftbol -una modalidad similar a la primera pero con dimensiones y algunas reglas diferentes- que podría acoger campeonatos oficiales a nivel nacional e internacional.

Hay que recordar que la capital grancanaria tiene uno de los equipos más importantes a nivel nacional, el club Capitalinos, que en estos momentos compite en el barrio de El Zardo.

El dato

  • 20. La práctica del béisbol y el sóftbol en la capital grancanaria acumula ya dos décadas de vida. En el caso del club Capitalinos, está activo desde el año 2009. Compite en las instalaciones que tiene en El Zardo. Allí pueden acudir unos 500 espectadores.

El nuevo campo estará ubicado en una parcela de titularidad municipal que se encuentra junto a la rotonda que está en La Minilla, frente al hospital general de Gran Canaria Doctor Negrín, y desde la que se distribuye el tráfico que viene de la parte alta de la ciudad hacia Escaleritas y el complejo hospitalario desde la autovía GC-23 (Santa Catalina-Lomo Blanco), dentro de la red viaria de la circunvalación.

La parcela tiene una superficie de 36.500 metros cuadrados, más que suficientes para construir un campo tipo B1, homologado para la celebración de partidos de competiciones internacionales.

Gradas y aparcamientos

La obra que adjudicará el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria también servirá para dotar al campo de béisbol y sóftbol de todas las instalaciones que requiere la actividad deportiva. Así, según las previsiones del Instituto Municipal de Deportes, se construirá un graderío con capacidad para unas cuatrocientas personas.

Bajo los asientos, se habilitarán los vestuarios de los equipos, una sala de reuniones y las oficinas. Además, se ha proyectado un espacio concreto para el árbitro -que en estos deportes es conocido como anotador oficial- y un área que es denominada túnel de bateo y que sirve como lugar de entrenamiento para mejorar las habilidades de estos deportistas.

Por otro lado, la intervención propone también la construcción de dos aparcamientos: uno situado en la orilla de la parcela más próxima a Escaleritas, con un acceso desde la calle Concejal García Feo; y el otro, en el lado este de la parcela, con un acceso directo desde la circunvalación.

Imagen de archivo de un partido de béisbol en La Ballena. / C7

La intervención en este solar también servirá para habilitar un espacio deportivo al aire libre, así como un área para estiramientos y prácticas deportivas como el yoga y la meditación.

La pieza se plantea como un remate del parque deportivo que se está desarrollando en el barranco de La Ballena y que todavía tiene pendiente la construcción de un gran complejo deportivo frente al centro comercial.

Hasta 2022

El proyecto acumula ya un cierto retraso respecto a las previsiones iniciales ya que se manejaba la estimación de que el campo de béisbol y sóftbol debería estar en uso en el segundo semestre de este año. La ralentización de la tramitación que se ha producido en estos meses y de la liberación de los fondos insulares hacen ahora manejar el plazo de fines del año que viene o principios de 2022 para tener lista esta instalación deportiva. Hay que recordar que se calculaba que su ejecución requería al menos de ocho meses de trabajo.

La materialización de esta propuesta también es importante porque permitirá agilizar el plan de la presa de Martinón, en el barrio de El Zardo, que se convertirá en un centro de tecnificación deportiva para la práctica de deportes alternativos tras una inversión de 2,4 millones.