Una noche con sabor femenino

Con un Parque Santa Catalina que poco a poco comenzaba a ocupar las gradas, arrancó este martes la segunda fase de murgas. Siete grupos presentaron sus propuestas para este carnaval de la magia y las criaturas fantásticas.

YESENIA MARTÍN RAMÍREZ | / LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Las mujeres fueron las primeras en tomar el mando en una noche marcada por el frío y la lluvia. Así, Las Simpatikonas fueron las primeras en subirse al escenario y en moto nos invitaron a disfrutar con ellas de una aventura por el Manuel Loys, su local de ensayo. Luego llegó la crítica y como auténticas guerreras cantaron verdades como puños en referencia al concurso murguero.

Convertidas en Mary Poppins con bolso y paraguas incluido, Las Crazy Trotas aprovecharon su mayoría de edad en el carnaval capitalino para criticar sin filtros temas como la apertura dominical, la zona azul o la violencia machista. La celebración continuó con una relación amorosa que acabó confirmando que Las Crazy solo quieren compartir su tiempo con la propia murga porque ¡De verdad! como está el amor.

La tercera murga femenina de la noche fueron Las Tramposas. Como ayudantes de mago las chicas presentaron un primer tema a base de reclamos. Indignadas por temas políticos y sociales, mostraron su apoyo a Borja Casillas por su interpretación en la gala drag del año pasado, sin olvidarse del chicharrero, protagonista inolvidable en el concurso murguero. Como jubiladas homenajearon en su segundo tema a mujeres, madres y abuelas dedicadas a las tareas del hogar.

Los Chacho Tú fueron recibidos por la afición y por la lluvia, que protagonizó gran parte de su actuación. Con un certamen internacional gastronómico pasado por agua, la primera murga masculina de la noche cocinó diversos y suculentos platos con el ingrediente especial, la crítica. Tras la cocina llegó lo indefendible, un tema sátiro con un toque de humor en el que 74 pañuelos desechables quisieron recordar a la concursante de Operación Triunfo, Ana Guerra y su peculiar opinión sobre el acento canario.

La climatología jugo a favor de Las Golisnionas, que ya sin gota de agua sobre el escenario, aprovecharon el momento para contar verdades. De nuevo el maltrato, los desahucios, la corrupción y otros tantos problemas políticos y sociales salieron a la palestra en un tema entretenido y bastante crítico. Las de Telde suavizaron la velada con un look atrevido. La bastoma del carnaval provocaba la risa de los presentes con un tema divertido que dio paso a los siguientes en tomar las riendas de la noche, Los Melindrosos.

Con Johnny Alonso al frente, unos Melindrosos renovados se fueron de fiesta con amigos por la capital y el sur de la isla. Una aventura divertida que acabó en borrachera y algún que otro problema con la Guardia Civil. Tras la resaca llegó la hora de ponerse serios. Los Melindrosos realizaron un ritual de magia negra en el que además de criticar algunos problemas de la actualidad, se sumaron al apoyo colectivo que ha recibido Sethlas. Un tema completo en el que no faltó el homenaje a las asociaciones que sin ánimo de lucro colaboran con las personas autistas.

Igual de entregados y comprometidos con la sociedad, Los Twittys ocuparon la tarima para cantar por Sanidad y el cáncer, arrancando el aplauso del público. Los de Cinco Continentes bajaron el telón repitiendo homenaje a Sethlas, esta vez con el propio Borja Casillas sobre el escenario.