Imagen de Fernando Torres Baena acompañado de su hermano Rafael, en la prisión de Juan Grande. / Cober Servicios Audiovisuales

Torres Baena regresa a prisión tras su primer permiso en 13 años

El condenado a 302 años por el caso Kárate disfrutó de tres días fuera del centro penitenciario de Juan Grande. Llegó acompañado de su hermano Rafael Torres Baena

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

Fernando Torres Baena, el principal condenado por el caso Kárate, regresó al mediodía de este martes al Centro Penitenciario Las Palmas II de Juan Grande, después de haber disfrutado de su primer permiso desde fuese condenado el 15 de marzo de 2013 a un total de 302 años de cárcel -con un limite máximo de cumplimiento de 20- por ser el cabecilla de un grupo criminal dedicado al abuso sexual de menores que se camuflaba bajo la pantalla de un prestigioso gimnasio de artes marciales en la capital grancanaria.

El pederasta llegó a la cárcel acompañado de su hermano Rafael, que ha sido su responsable estos días ya que la autoridad judicial determinó que este primer permiso penitenciario lo concedía con una serie de condiciones entre las que estaba el « acompañamiento familiar, o por la persona que firme la acogida, a la salida del permiso, durante el disfrute del mismo y a su regreso al Centro Penitenciario«.

Cober Servicios Audiovisuales

El auto firmado por el magistrado titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria nº 3 de Las Palmas de Gran Canaria, Arcadio Díaz Tejera, también impuso como exigencias que el preso mantuviera «la abstinencia en el consumo de drogas y/o alcohol y someterse a drogotest de control al regreso del permiso«, que se presentara de forma diaria «ante las Fuerzas de Seguridad del Estado» y, por supuesto, que no se aproximara «a las víctimas, familiares y allegados, a menos de 500 metros, ni comunicar con ellas por ningún medio«.

Torres Baena salió de prisión el sábado y este mediodía, a las 13.40 horas, volvió al módulo en el que está ingresado.