Imagen de una terraza legal en la capital grancanaria. / Arcadio Suárez

Las terrazas legales retirarán el exceso de mesas y las exprés deberán solicitar permiso

El ayuntamiento capitalino da dos meses al sector para regularizar la situación

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de urbanismo, Javier Doreste, y representantes de los empresarios de hostelería acordaron este lunes darse un plazo de dos meses para regularizar la situación de las terrazas exprés en Las Palmas de Gran Canaria.

El Ayuntamiento da un plazo de dos meses a los empresarios para normalizar la ocupación del espacio público. En ese tiempo, que empezará a contar desde que se publique un decreto municipal específico, todas las mesas y sillas que no tengan autorización, deberán ser retiradas de la vía.

El decreto se publicaráentre este martes a más tardar, según las previsiones del grupo de gobierno.

Aquí se abren dos alternativas: las terrazas que disponían de autorización solo deberán retirar el exceso de mesas que se ha permitido durante pandemia; y las que han aflorado nuevas, sin permiso, tendrán que solicitar autorización.

En estos momentos, unas 700 terrazas tienen permiso, mientras que entre 500 y 800 más carecen de él.

La vuelta a la normalidad no ha de significar, sin embargo, la retirada de todas las terrazas exprés. Los empresarios que quieran regularizar sus negocios podrán solicitar el permiso correspondiente, con toda la documentación que se requería antes de la pandemia para la instalación de terrazas.

Doreste explicó que aquellas que ya lo habían solicitado, no tendrán que volver a hacerlo. Su petición seguirá los trámites habituales.

Los requisitos que determinarán el mantenimiento o no de las terrazas tienen que ver con las normas de accesibilidad.

También se puso sobre la mesa la posibilidad de dotar de una mejora estética a las terrazas que se mantengan.