Imagen de la vista oral celebrada este miércoles. / C7

Siete y tres años de cárcel por apalizar a un camarero

Los dos acusados, que son hermanos, reconocieron unos hechos que ocurrieron en agosto de 2021 en un bar de Telde

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas condenó este miércoles de conformidad a los hermanos José María y Marcos Antonio Cabrera Henríquez a siete y tres años de cárcel, respectivamente, por haber propinado una fuerte paliza al camarero de un bar de Telde en agosto de 2021.

Los acusados reconocieron los hechos y asumieron las penas, uno por un delito de homicidio en grado de tentativa y el otro por lesiones, tras el acuerdo alcanzado con la fiscal Cecilia Acebal.

Los hechos declarados como probados relatan que sobre las 14.00 horas del 6 de agosto de 2021 y por motivos que no fueron aclarados, José María Cabrera Henríquez mantuvo una discusión con la víctima mientras la misma se encontraba trabajando como camarero en el bar Valencia, de Telde.

Acto seguido, el encausado se dirigió a su domicilio para coger un cuchillo de cocina y se encontró allí con su hermano Marcos Antonio. En ese instante le narró lo sucedido y, como represalia por la discusión que mantuvo en el bar, ambos se dirigieron al mismo en busca del camarero.

Una vez allí, comenzaron a lanzarle banquetas hasta que, de modo imprevisto, José María saltó detrás de la barra donde estaba la víctima y, sin que este pudiera defenderse, le clavó varias puñaladas en la zona torácica derecha, abdominal y extremidades, afectando a centros vitales. De no haber sido intervenido quirúrgicamente y de forma urgente, se hubiese puesto en grave riesgo su vida.

Acto seguido, el trabajador consiguió salir de detrás de la barra, pero Marcos Antonio le golpeó de nuevo con una butaca en la nuca y, aprovechando que se encontraba en el suelo, siguió dándole patadas en diversas zonas del cuerpo hasta que el afectado pudo huir del lugar.

Marcos Antonio, al percatarse inmediatamente después de las consecuencias de sus hechos y con ánimo de disminuir los efectos, auxilió al camarero, acompañándole al centro médico.

Como consecuencia de estos hechos, el afectado sufrió hemoneumotórax derecho, herida con sangrado activo en músculo dorsal ancho derecho, herida incisa axilar posterior derecha y heridas incisas en primer dedo de mano derecha, tríceps izquierdo, muslo y pretibial izquierdos, para lo que fue preciso tratamiento médico y quirúrgico ulterior.

Hay que destacar que José María Cabrera Henríquez ha sido condenado con anterioridad en sentencia firme el 16 de junio de 2009, por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, a la pena de prisión de seis meses y un día. Por su parte, Marcos Antonio también acumula antecedentes en octubre de 2017 por dos delitos de robo con fuerza en las cosas, habiendo cumplido año de prisión por cada uno, y en septiembre de 2011 por un delito de impago de pensiones, a la pena de seis meses de multa.