Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 3 de marzo
La edila Carla Campoamor se llevó un plato firmado por sus compañeros. C7
Santa Ana, final y principio de vidas políticas
Las Palmas de Gran Canaria

Santa Ana, final y principio de vidas políticas

El último pleno antes de las elecciones sirve de despedida de quince concejales. También se pagaron facturas de 2022

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 27 de mayo 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El undécimo mandato democrático se cerró este viernes en las Casas Consistoriales con la celebración de un pleno ordinario -el penúltimo, probablemente-, una sesión que estuvo marcada por la celebración de las elecciones el próximo 28M y por las prisas de los candidatos para apurar los últimos momentos de la campaña que finaliza este mismo 26.

Solo quince minutos bastaron para sacar adelante tres expedientes de reconocimiento extrajudicial de crédito con los que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria carga al presupuesto actual algunos gastos que se realizaron en 2022 y que no habían sido tramitados. En total, se libera un crédito por 182.732,68 euros, de los que una buena parte son las facturas que quedaron por pagar entre junio y septiembre por los servicios de atención sociosanitaria y terapia ocupacional que prestó ICOT. Aquí se consigna una partida de 164.275.57 euros.

El siguiente concepto, por el volumen de su cuantía, fue el pago del suministro de combustible a los camiones de bomberos en Cepsa. En este caso, se trata de los repostajes realizados entre agosto y noviembre de 2022, por un importe de 11.336,9 euros.

Otros 6.180,21 euros se pagan a Kanarinolta por el alquiler de cuatro fotocopias en el área de Tributos.

Y la cifra se completa con 860 euros que paga el Ayuntamiento a la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos; y con 80 euros por la cuota de la comunidad de diciembre pasado de un edificio de Hoya de La Plata.

El alcalde, Augusto Hidalgo, se despide del concejal del PP Ignacio Guerra.
El alcalde, Augusto Hidalgo, se despide del concejal del PP Ignacio Guerra.

El alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo, aprovechó la oportunidad para agradecer a todos los corporativos -estaban presentes 28 de los 29 por la ausencia del edil Ángel Sabroso- el trato recibido en estos últimos cuatro años. «Ha sido un trato excelente el que se ha despachado en este pleno, el tono siempre ha sido, con más o menos efusividad, correcto», indicó, «hemos estado a la altura. No sé si he sido lo suficientemente eficiente -como presidente del pleno-, pero lo he intentado». Añadió que este segundo mandato como alcalde «es el final de una etapa importante de mi vida. Cuando era concejal no me imaginaba que iba a estar ocho años aquí».

Ahora, camino del Cabildo de Gran Canaria, donde se encontrará con otros ediles como Pepa Luzardo. «Deseo a todos la máxima de las suertes, espero que los ciudadanos salgan ganando con independencia del resultado».

De los 29 concejales actuales, 14 pueden seguir en sus puestos ya que forman parte de las candidaturas que compiten en la circunscripción electoral de Las Palmas de Gran Canaria. Los quince restantes seguirán otros caminos institucionales o abandonarán la política activa.

Este es el caso de la concejala del grupo de los no adscritos Beatriz Correas, quien anunció que estaba al frente de su último día como representativa en la política municipal. «Deseo suerte a quienes continúan y agradezco a todos el trato recibido, tanto por parte de los concejales como por parte de los trabajadores municipales», expuso, «me voy contenta tras haber aprendido mucho de esta ciudad y haber ganado amistades de todos los colores políticos».

En los pasillos hubo abrazos y saludos, de esos que olvidan las diferencias cuando uno se libera de las tensiones. También despedidas interrumpidas por promesas desesperanzadas, al estilo de «nos llamamos».

Algunos se llevan un recuerdo de su paso por el Ayuntamiento. Es el caso de la concejala socialista Carla Campoamor. Lo que comenzó como una broma con su compañero Josué Íñiguez, acabó siendo un plato de plato de papel firmado por todos sus compañeros de gobierno. La eternidad enmarcada en un material biodegradable.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios