Borrar
Infografía del potrero del Mirador del Valle, en Jinámar. C7
Las Palmas de Gran Canaria

Sagulpa recupera el potrero en Jinámar y lo remata con un centro de formación vial

Guaguas Municipales renuncia a llevar las cocheras al Mirador del Valle por la dificultad técnica y el coste de adaptarlas al terreno

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 23 de marzo 2024, 22:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Sociedad Municipal de Aparcamientos de Las Palmas de Gran Canaria (Sagulpa) tiene ya ultimado el proyecto de construcción de un depósito municipal de vehículos en la zona del Mirador del Valle, en Jinámar. La vieja idea de llevar el potrero al Cono Sur (incluida en el planeamiento municipal desde hace veinte años) se completa ahora con una segunda fase que contempla la construcción de un aula de formación, una sala de exposiciones y un parque de educación vial.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria retoma la propuesta de instalar el depósito en la calle Santa Rita de Casia, después de que Guaguas Municipales haya renunciado a instalar allí sus cocheras y talleres (tanto para la MetroGuagua como para el resto de vehículos) por las dificultades técnicas que el terreno impone a unas instalaciones como las que requiere la empresa de transporte.

El solar en el que Guaguas había puesto sus ojos presenta, en algunos puntos, un desnivel de unos veinte metros de altura que obligaban a realizar un desmonte profundo y a realizar una gran inversión para poder adaptar las cocheras al terreno.

Al retirarse Guaguas de la finca, que es de titularidad municipal, Sagulpa tiene las manos libres para adecuar el depósito de vehículos. Esta instalación se proyecta sobre la parte del solar más llana, con lo que no se enfrenta a tanta dificultad.

Años de búsqueda y alquiler

La ciudad lleva años tratando de encontrar un emplazamiento definitivo para su depósito de vehículos. Aparte del potrero central –que está ubicado en El Sebadal y tiene capacidad para acoger a 129 coches-, Las Palmas de Gran Canaria tuvo un gran depósito al fondo del barranco del Rincón, en el que llegó a haber unos 14.000 vehículos.

Los propietarios de aquel suelo reclamaron su devolución y, finalmente, en enero de 2020, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria acordó alquilar el espacio que ahora se usa para depositar vehículos en El Lloret. La ciudad paga 3.000 euros al mes por este potrero provisional en virtud de un contrato que llega a su vencimiento el próximo mes de agosto. Cuando Sagulpa deje ese espacio tendrá que costear la demolición de las estructuras actuales (calculada en 176.644,22 euros), así como el acondicionamiento para devolver el solar a sus condiciones originales (360.000 euros).

Para evitar un nuevo alquiler, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha decidido construir un potrero con capacidad para albergar 470 plazas, unas 41 más que las que componen la oferta actual si se cuentan los espacios del Rincón (300) y El Sebadal (129).

Imagen del solar donde irá el potrero.
Imagen del solar donde irá el potrero. Juan Carlos Alonso

Como en la propuesta se viene trabajando desde hace años, Sagulpa tiene ya definido el proyecto: se trata de un espacio de 21.495,7 metros cuadrados proyectado sobre un solar de 36.970 metros cuadrados.

En esa distribución, el aparcamiento principal, con capacidad para 328 coches y 45 motos, ocupará una superficie de 10.830 metros cuadrados tras una inversión de 4,14 millones de euros.

Al retirarse Guaguas, desde Sagulpa se planteó aprovechar parte del terreno que quedaba libre y se ha proyectado otro aparcamiento para los coches que están bajo custodia judicial, para lo que se reservan 137 plazas distribuidas en una superficie de 5.238 metros cuadrados. Esta segunda se fase se remata con un edificio de uso polivalente, un aula de formación y un espacio de educación vial que se proyectan sobre 5.427,72 metros cuadrados. Toda la segunda fase, que restará cinco plazas al potrero hasta dejarlo con 465, requerirá una inversión de 1,65 millones de euros. Con ello, el coste final del proyecto será de 5,79 millones de euros.

Sagulpa ya tiene una subvención concedida con cargo a los fondos Next Generation para la primera fase, en la que se contempla la habilitación de una planta fotovoltaica que servirá para suministrar electricidad al depósito. Además, como será excedentario, se está barajando la posibilidad de utilizar esa energía para abastecer a las viviendas que se encuentran más cerca de las futuras instalaciones. «La idea es que lo que seamos capaces de generar, ya que tampoco vamos a tener un gasto muy alto en energía porque no deja de ser una explanada para el aparcamiento, cederla o suministrarla a estos residentes», confirmaron fuentes de Sagulpa.

En cuanto a la segunda fase, está pendiente de la resolución de otra convocatoria de fondos Next Generation, que probablemente se resuelva en abril.

En todo caso, si no se obtiene la financiación necesaria para la totalidad del proyecto, se iniciaría la obra de la primera fase mientras se busca fondos para la otra. La dirección de Sagulpa está convencida de que la obra se podrá licitar en el segundo semestre del presente año y tener el potrero listo en 2025, siempre y cuando se materialice la cesión de la parcela desde Urbanismo.

Detalle de la segunda fase con el parque de educación vial.
Detalle de la segunda fase con el parque de educación vial. C7

Sagulpa renuncia a crear un gran macropotrero. No se trata de crear un espacio con capacidad para albergar 14.000 vehículos (como los que hubo en el fondo del Rincón), cuando en Las Palmas de Gran Canaria había 13 grúas activas. Ahora, con 3 grúas operativas, se retira un número más reducido de vehículos. En el 2023, de acuerdo a la memoria de Sagulpa, se retiraron de las calles 4.103 vehículos, lo que representa un 3,16% más que en 2022.

El 90% de ellos no prolonga su estancia en el potrero más allá de dos días. El otro 10% presenta un tiempo medio de depósito de tres meses.

Aún así, se considera que las 470 plazas que aportará el nuevo potrero serán más que suficientes para atender las necesidades de Las Palmas de Gran Canaria. «Lo que queremos es que haya rotación y que realmente esto no tenga casi prácticamente uso porque no queremos tener acumulación de vehículos», explican desde Sagulpa.

A ello contribuirá también la colaboración que está prestando la Policía Local para hacer la retirada de los vehículos abandonados en calle, llevándolos directamente al desguace en virtud de un procedimiento que permite la ley. El año pasado se llevaron 502 vehículos a los centros autorizados de tratamiento por esta vía, lo que produjo más de 415 toneladas de chatarra.

Con datos cerrados a febrero de 2024, la liquidación de la tasa por la prestación del servicio de retirada y custodia de los vehículos en los depósitos municipales englobaba un total de 48 vehículos por un importe de 30.015,85 euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios