Borrar
Imagen del chucho negro en la piscina de La Laja. C7

Rescatan un chucho negro de 100 kilos en un piscina natural de La Laja

El animal fue devuelto al mar tras ser capturado con una gran red que utilizaron los expertos del Cabildo de Gran Canaria

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 23 de abril 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un chucho negro ('Taeniurops grabatus') de grandes dimensiones fue rescatado este lunes de una de las piscinas de la playa de La Laja, y devuelto al mar en Las Palmas de Gran Canaria.

Los operarios del centro de recuperación de fauna silvestre del Cabildo de Gran Canaria, dependientes del servicio de Medio Ambiente que dirige el consejero Raúl García Brink, se desplazaron hasta el lugar alertados por los usuarios de estas piscinas naturales.

El chucho negro -una de las especies de raya más grandes del Atlántico oriental- se introdujo en la piscina natural de La Laja durante la pleamar. «Se mete en busca de alimento y luego, cuando baja la marea, se queda atrapada», explicó el responsable del centro de recuperación de fauna silvestre del Cabildo de Gran Canaria, Pascual Calabuig.

Con una red circular

Dos operarios de Medio Ambiente se introdujeron en la piscina para tratar de capturar a este pez que también es conocido como pastinaca negra. Uno iba empujando a la raya hacia una gran red circular y flexible que tienen en Medio Ambiente, con la que finalmente pudieron sacarla del agua y trasladarla a otro punto de La Laja para liberarla, de nuevo en mar abierto, y sin daños.

Pesaba unos cien kilos, según Pascual Calabuig. En la operación de traslado del animal se hizo necesario el trabajo de cuatro personas para subir las escaleras de La Laja.

Las operaciones de rescate de estos animales requieren de gran destreza y cuidado ya que los chuchos negros tienen un potente aguijón en la cola con el que pueden inyectar veneno. En todo caso, se trata de animales tranquilos que solo atacan si se sienten amenazados.

Ya pasó en 2016

No es la primera vez que un chucho negro entra en una de las piscinas naturales de La Laja. En 2016 ya se produjo un hecho similar y, en aquella ocasión, dos operarios de Ciudad de Mar lograron devolver la raya al mar con la ayuda de un pescador de Pedro Hidalgo.

El chucho negro puede alcanzar un diámetro máximo de hasta 2,6 metros. Es un habitante habitual de las aguas canarias.

Desde Ciudad del Mar del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se recuerda que si se encuentra con un chucho o con una mantelina en una piscina natural deben llamar al centro de recuperación de fauna silvestre del Cabildo de Gran Canaria (928 351 970) o bien llamando al 112. «Son animales inofensivos, pero hay que tener mucho cuidado con el aguijón de la base de la cola y no molestarlos», detalla el comunicado municipal.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios