Primeros trabajos de señalización en el parque de Las Rehoyas. / Arcadio Suárez

La reposición de Las Rehoyas se inicia con el desplazamiento del campo de fútbol del parque

La instalación deportiva se mueve unos treinta metros hacia el norte. El espacio que deje libre será ocupado por el primer edificio del plan de renovación urbana

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El área de renovación urbana de Las Rehoyas dio ayer su primer paso en firme. Este plan, que supondrá la mejora de las condiciones de vida de 2.558 familias y la transformación de un barrio entero, cambiando pisos viejos por otros nuevos, comenzó a materializarse ayer con el inicio de las obras de desplazamiento de uno de los dos campos de fútbol que hay en el parque.

Se trata de mover, unos treinta metros hacia el norte, la instalación deportiva, pegándola al otro campo, a costa de la zona ajardinada y del pasillo peatonal de casi trece metros que separa en la actualidad los dos terrenos de juego. Cuando concluya la obra, el paso de peatones entre ambos quedará reducido a unos tres metros aproximadamente.

EL ÁREA DE RENOVACIÓN

  • Primer bloque Tendrá 148 viviendas, cinco locales (uno para uso comunitario), 87 plazas de aparcamiento y 66 trasteros. Se elevará seis plantas en el parque de Las Rehoyas.

  • En el barrio De las 2.558 familias afectadas por el plan, un total de 1.915 se quedará en Las Rehoyas, mientras que las 643 restantes saldrán de su barrio a otras zonas de la ciudad.

  • Usos Al cambio de casas hay que unir la construcción de un nuevo colegio, la activación de dotaciones sociocomunitarias y pequeños comercios.

La actuación fue licitada por un importe de 711.653,54 euros y finalmente fue adjudicada a Obras y Pavimentaciones Especiales-Construcciones Glesa por un importe de 611.807,69 euros. La unión temporal de empresas tiene tres meses para hacerlo.

En ese periodo, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tratará de impulsar la licitación del primer edificio del área de renovación urbana de Las Rehoyas, que se levantará a costa del parque, en concreto del espacio liberado por el campo de fútbol y de una parte del aparcamiento del espacio verde.

Este viernes, el Pleno aprobó la programación económica de este inmueble, que constituye la fase cero. El grupo municipal de gobierno ha destinado a la construcción de este inmueble 11,89 millones de euros. La inversión se distribuye del siguiente modo: 2,51 millones de euros en el presente año; 5,58 millones de euros en 2021; y los últimos 3,8 millones de euros en 2022.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, aseguró durante el último pleno que su intención era que la obra del inmueble se iniciase antes de fin de año. También se avanza en estos momentos en la tramitación del otro gran edificio, el primero que se construya fuera del barrio, situado en la calle Doctor Chiscano, en las proximidades del hospital general Doctor Negrín. Este inmueble se ha proyectado con un total de 152 viviendas.

160 millones

El plan de reposición requiere de una inversión que ronda los 160 millones de euros y está planteado en un horizonte de actuación de unos dieciocho años, si bien las experiencias anteriores (El Polvorín y Tamaraceite) han demostrado que las previsiones iniciales siempre se han quedado cortas respecto a la realidad.

Hay que tener en cuenta además que sobre el proyecto planea el riesgo de judicialización, toda vez que hay una parte del barrio -en el sector pegado a la Carretera General del Norte- que se opone a su inclusión en el área de renovación urbana.

Esta actuación ha requerido de una modificación del Plan General de Ordenación, en los sistemas generales de Las Rehoyas y La Ballena, de tal modo que el recorte del primero de los parques 3.594 metros cuadrados que pasaron a ser de uso residencial) se compensaba con un aumento nominal de zonas verdes en La Ballena, en el área que ocupaban los antiguos campos de fútbol y que de facto son parque.

En todo caso, desde el grupo de gobierno se ha negado siempre que se trate de un 'tijeretazo' al parque porque en la nueva configuración de Las Rehoyas se creará una gran zona verde entre los bloques, justo en la mitad del barrio, que permitirá ganar un total de 68.503 metros cuadrados de parques y jardines.