Imagen de la presentación en el Centro de Emergencias de Las Palmas de Gran Canaria. / C7

La Policía Local incorpora un aplicativo informático para reconstruir accidentes

El sistema es pionero en Canarias y permitirá a la Unidad de Atestados investigar y recrear la escena del siniestro con mayor rapidez y garantía

Rebeca Díaz
REBECA DÍAZ Las Palmas de Gran Canaria

La Policía Local de la capital grancanaria incorpora un sistema informático pionero en Canarias que va a permitir a los agentes de la Unidad de Atestados investigar y recrear la escena de un accidente de tráfico con mayor rapidez y garantía.

Se trata en realidad de d os herramientas en un mismo paquete. Así, por un lado está el PC Crash, un programa de investigación de accidentes que permite recrear las condiciones en las que se ha producido el siniestro, tras incorporar datos recabados relativos a la ubicación, iluminación o frecuencia semafórica, entre otros aspectos.

Por otra parte está el PC Draw, un programa de cálculo y simulación que permite a los agentes saber lo que ha ocurrido y hacer croquis de la escena del accidente, que se recrea con animaciones 2D y 3D, lo que les favorece alcanzar conclusiones más fiables en sus atestados.

Cuerpos de seguridad como la Ertzaintza o los Mossos d'Esquadra ya trabajan con este sistema novedoso en las islas

Cuerpos como la Ertzaintza o los Mossos d'Esquadra ya trabajan con este sistema, avanzó el alcalde Augusto Hidalgo en la presentación del mismo, en la mañana de ayer, en el Centro de Emergencias de Las Palmas de Gran Canaria, Cemelpa. Un acto en el que estuvo acompañado del concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, y de la jefa de la Policía Local, Delia Martín.

El regidor capitalino dijo que «estamos incorporando constantemente nueva tecnología para facilitar el trabajo de la Policía Local y en este caso concreto de la Unidad de Tráfico y de la Unidad de Atestados, para también poder dar garantía a los ciudadanos de que cada vez que hay un accidente y se elaboran dichos atestados, se rigen por el criterio más cercano a lo que ocurrió».

Añadió que «esto da certeza, mejora la situación de la resolución de este tipo de accidentes y nos coloca a la vanguardia de este tipo de tecnologías en Canarias».

Cajas negras

Además, Hidalgo indicó que este sistema supone adelantarse al futuro, ya que la normativa europea exigirá desde j unio de 2022 que los vehículos que salgan al mercado cuenten con una caja negra en la que quedarán registrados datos técnicos que serán de utilidad en caso de accidente, y a los que se podrá acceder con este sistema. «Nos facilita el trabajo en el futuro a la hora de poder desentrañar qué es exactamente lo que ocurrió en cada tipo de accidente, incluso en accidentes en cadena», indicó.

De igual modo, destacó que esta herramienta informática, que analizará distintos tipos de colisiones entre vehículos a motor y atropellos, «incorpora también elementos novedosos como los vehículos de movilidad personal», un elemento que dijo que ya se ha incorporado a la circulación de las grandes ciudades.

«Los atestados de la Policía Local ahora van a ser no solo más rápidos y eficientes, sino van a estar más ceñidos a lo que ocurrió, a la realidad», aseguró.

Formación

El edil de Seguridad y Emergencias apuntó que ahora «los agentes tienen que pasar un proceso de formación», que se va a desarrollar esta misma semana, «para dominar la herramienta».

A su juicio, esta novedad informática «le va a ahorrar quebraderos de cabeza a la ciudadanía» además de « ahorrar trabajo y eficacia a los agentes», que empezarán a trabajar con ella una vez superado un periodo formativo que va a tener lugar en «unas instalaciones propias» del cuerpo local de seguridad.

La jefa de la Policía Local, a su vez, señaló que «es muy importante para la Unidad de Atestados disponer de esta herramienta» pues este departamento integrado por 28 policías y 3 mandos la reclamaba hace tiempo.

Por último, el oficial de la Unidad de Atestados, Sergio López, informó que l a ciudad registró «unos 2.000 accidentes en el último año». Un dato que «va a la baja» sobre todo en «accidentes con víctimas mortales». Algo que achaca tanto a que la gente está más concienciada como a que « la pandemia ha provocado que haya menos movilidad», lo que se traduce en menos siniestros.