La hostelería sigue creando empleo en la ciudad. / ARCADIO SUÁREZ

El paro sube en noviembre en la capital tras seis meses de creación continuada de empleo

La incorporación de 268 a las filas del desempleo en el último mes deja el número de personas en busca de trabajo en un total de 39.199

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Por vez primera desde el pasado mes de abril, el paro sube en la capital grancanaria. Según los datos del Instituto Municipal de Empleo y Formación (Imef), en noviembre se incorporaron 268 personas a las listas del servicio de empleo, con lo que el número total de personas que está buscando trabajo en Las Palmas de Gran Canaria asciende ya a 39.199.

El incremento no es significativo (+06,9% de variación respecto a octubre) si se tiene en cuenta que en el registro interanual estos datos representan una bajada del 15,65%. Hace un año, el dato oficial era de 7.272 desempleados más. No obstante, sí muestra una ruptura de la tendencia a la baja que ha protagonizado al presente año. Hay que recordar que, mes a mes, se han producido descensos consecutivos de los niveles de desempleo registrados en mayo (-1,63%), junio (-0,62%), julio (-5,49%), agosto (-5,39%), septiembre (-8,5%) y octubre (-1,14%).

El mes pasado fue mejor que el de 2019, antes de la pandemia, cuando el paro alcanzó la cifra de 39.618 ciudadanos. En estos momentos estamos en niveles de febrero de 2020 (39.175).

En estos momentos hay casi 23.000 personas en la ciudad que son considerados parados de larga duración

El desempleo crece más entre hombres (+0.92%) que entre mujeres (+0,51%), en parte por el mejor comportamiento laboral de nuestras vecinas menores de veinticinco años. Entre ellas, el desempleo se redujo en cinco personas frente al caso de los cincuenta hombres que perdieron sus trabajos.

Ambos sexos sí ganaron empleabilidad en el tramo de edad comprendido entre los 26 y los 44 años. En este caso, tres hombres y 64 mujeres lograron colocarse en noviembre.

Sin embargo, el grupo etario de 45 a 65 años sigue siendo el más castigado en el contexto actual, con aumentos del número de parados, tanto en el caso de los hombres (+108) como en el de las mujeres (+182). Aquí ellas sufren más que sus compañeros, con un aumento del 1,41% de las tasas de desempleo, lo que supone el segundo registro más alto de todo lo que llevamos de año.

Si se opta por agrandar el ángulo de visión y se atiende a la evolución interanual, el descenso del paro ha sido mayor entre los hombres (-18,14%) que entre sus compañeras (-13,64%). Por eso, las vecinas de Las Palmas de Gran Canaria siguen teniendo un mayor peso en las cifras del paro (un 57% del total) que los hombres (46%).

Por niveles formativos

Los datos del Observatorio Local del Mercado de Trabajo que elabora el Imef muestran también que el paro golpeó en noviembre en todos los niveles formativos, salvo en el caso de la población sin estudios, donde se llegaron a colocar seis personas (-12,5%).

Donde más suben los niveles de desempleo es en el caso de las personas con titulación de Formación Profesional (+1.4%), si bien en términos absolutos es en el segmento de ciudadanos con solo Educación Primaria donde hay un mayor aumento (+183 casos). Esto implica que de los 268 nuevos parados contabilizados por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria en noviembre, casi la mitad solo tenía estudios básicos, algo que puede estar vinculado a la finalización de contratos temporales en aquellos puestos que no requieren de una cualificación especializada.

Las cifras del desempleo demuestran que el grupo de personas con Primaria son los que entran y salen con mayor facilidad de las listas por la temporalidad de los contratos a los que suelen acceder. En efecto, son el grupo más numeroso de las estadísticas de desempleo (17.479) y también el que más ha rebajado el número de personas que busca un puesto (-3.613) en un año.

Otro de los aspectos positivos que arroja la estadística es que el número de parados de larga duración -aquellos demandantes que llevan inscritos en las oficinas de empleo durante un año o más- se ha reducido en 998 personas, lo que supone un descenso del 4,18% respecto al mes anterior. En todo caso, no hay que echar las campanas al vuelo porque en estos momentos quedan 22.895 parados de larga duración en la ciudad, lo que supone más de la mitad de los inscritos.

Terraza en la playa de Las Canteras. / Arcadio Suárez

El comercio y la hostelería siguen creando trabajo

La agricultura fue, desde un punto de vista porcentual, el sector productivo que más paro generó durante el mes de noviembre en el municipio, con un aumento del 6,5%, lo que supone su peor registro del año. Es probable que la temporalidad que suele estar asociada a las faenas agrícolas puedan explicar este comportamiento, en el fin de alto grado de contrataciones que el sector primario registró en torno a los meses de verano.

También la construcción dio muestras en noviembre de un cierto enfriamiento, según los registros del Observatorio Local del Mercado de Trabajo del Instituto Municipal de Empleo y Formación (Imef). De hecho, es el primer síntoma de agotamiento que exhibe este sector económico desde el pasado mes de abril. En noviembre, se bajó del andamio un total de 55 obreros, lo que impulsó un aumento del desempleo sectorial en torno al 1,5% respecto a octubre.

Por contra, los sectores que siguen tirando de la creación de empleo son los del comercio y la hostelería, al generar 154 y 72 nuevos contratos en noviembre. Con estos datos, los dos motores de la actividad económica capitalina lograron reducir sus niveles de paro en un 2,3% y un 1,71% respectivamente.

En general, y pese al aumento del paro, los contratos firmados en noviembre gozaron de un mayor grado de estabilidad que en meses anteriores. Hubo un total de 2.300 personas que consiguieron un contrato indefinido o convirtieron en fija la relación laboral que tenían con sus empresas. Se trata del mayor número del año. Aún así, los contratos indefinidos siguen siendo en torno al 13% de todas las relaciones laborales suscritas en la ciudad.