Borrar
Imagen de archivo de la casa del doctor Apolinario Macías, en el centro de la imagen. JUAN CARLOS ALONSO
Las Palmas de Gran Canaria rechaza la reclamación de 2,39 millones por la casa del doctor Apolinario

Las Palmas de Gran Canaria rechaza la reclamación de 2,39 millones por la casa del doctor Apolinario

Asume el dictamen del Consejo Consultivo, que concluyó que no se podía imputar a la ciudad la responsabilidad patrimonial por parar el derribo en Las Canteras

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 10 de mayo 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El concejal de Presidencia del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Hernández Spínola, ha emitido una resolución por la que se desestima la reclamación hecha por los propietarios de la casa del doctor Apolinario Macías, quienes han reclamado a las administraciones públicas el pago de 2.392.599,2 euros por la suspensión de las licencias de demolición y construcción de seis viviendas y local comercial en su inmueble, situado en el Paseo de Las Canteras 17.

El derribo del edificio y su posterior transformación fueron paralizados en mayo de 2022 en virtud de la iniciativa de los técnicos de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria, quienes decidieron incluirla en un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) bajo la denominación 'frente ecléctico de Las Canteras'.

El objetivo de esta iniciativa era paralizar la desaparición de un inmueble por la necesidad de preservar unos supuestos valores que nunca habían sido protegidos, dado que la fachada del edificio fue construida en 1972, el inmueble original de Laureano Arroyo había sido alterado y tampoco fue la vivienda del médico Bartolomé Apolinario Macías. Para ello, se incluyó esta vivienda, que no tenía ningún tipo de protección, en un frente compartido, en la primera línea de Las Canteras, junto a otros cuatro inmuebles que sí estaban protegidos.

El impulso del expediente BIC hizo que se suspendieran las licencias otorgadas por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, lo que propició el recurso de los propietarios.

Lo que dice el Consultivo

La reclamación de responsabilidad patrimonial fue presentada ante el Ayuntamiento el 27 de julio de 2023. Ahora, tras un largo proceso administrativo, el concejal Spínola rechaza esta pretensión particular en base a un dictamen del Consejo Consultivo de Canarias.

El órgano consultivo autonómico recurre a la jurisprudencia del Tribunal Supremo para argumentar que para apreciar la existencia de responsabilidad patrimonial por parte de la administración se requiere un daño real, causado por el funcionamiento de los servicios públicos y que el reclamante no tenga el deber jurídico de soportar el daño.

El Consultivo entiende que la cuantificación de la indemnización en 2,39 millones de euros no tiene base. «Son unos daños absolutamente inciertos e indeterminados», determina, «en modo alguno efectivos y reales, en cuanto que su producción depende de un hecho futuro e indeterminado, la declaración del inmueble como BIC».

Además, asegura que la suspensión cautelar de las licencias trata de proteger los posibles valores del inmueble, que quedarían irremediablemente dañados si se destruyera o alterara el edificio. «No concurren en este caso los requisitos exigidos legalmente para poder imputar a las Administraciones Públicas actuantes la responsabilidad patrimonial derivada del hecho lesivo, pues en concreto (...), los daños reclamados en relación con la adopción de las medidas cautelares no son antijurídicos y los daños derivados de una eventual declaración del bien inmueble de los interesados como BIC no son ciertos ni efectivos», concluye el Consejo Consultivo de Canarias.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no era partidario de la protección

La resolución de Francisco Hernández Spínola, recuerda además que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, en el mandato pasado, ya mostró sus reticencias a la inclusión de la casa del doctor Apolinario Macías dentro del expediente de declaración del Bien de Interés Cultural. De hecho, el Consistorio no suscribió el protocolo de actuación para la protección de inmueble situado en el Paseo de Las Canteras número 17.

Y aclara que si se adoptó la decisión de suspender las licencias de demolición y construcción fue por la obligación que tenía de cumplir el decreto del servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria por el que se incoó el expediente de declaración de BIC.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se limitó a cumplir el Reglamento sobre Procedimiento de Declaración y Régimen Jurídico de los BIC, que señala que «para evitar la destrucción o deterioro del bien, los ayuntamientos deberán suspender el procedimiento de otorgamiento de licencias municipales de intervención en el inmueble de que se trate y su entorno, así como los efectos de las ya otorgadas».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios