Borrar
Directo España-Suecia, en directo
Imagen del pleno de este viernes. C7
El pago de 60 millones de euros rebaja a 34,5 millones las facturas en los cajones

El pago de 60 millones de euros rebaja a 34,5 millones las facturas en los cajones

Es el mínimo de los últimos años aunque esta cifra está en constante fluctuación

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 28 de julio 2023, 11:08

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La habilitación de un crédito de 60,6 millones de euros que acaba de aprobar el Pleno de Las Palmas de Gran Canaria este viernes permitirá saldar la deuda que el Consistorio mantiene con acreedores desde, al menos, un año. Lo que quedaría por sacar de los cajones son facturas que alcanzan los 34,5 millones de euros, según los datos aportados por el concejal de Hacienda, Francisco Hernández Spínola.

«A principios de año estaba en 110,1 millones de euros», dijo el edil para defender la gestión de 40 días del nuevo grupo de gobierno. «No me digan que esto no es un trabajo que merece reconocimiento, estamos contribuyendo al senamiento de la ciudad», expuso.

Se trata de la cifra más baja de los últimos tres años. Desde los 32,26 millones de euros con que arrancó 2020 no se había reducido tanto la llamada cuenta 413, donde se suman todos aquellos gastos que no pudieron ser imputados al presupuesto del ejercicio en que se hicieron. En otras palabras, facturas antiguas que no se pudieron pagar.

Las razones son varias: la acumulación de contratos en situación de nulidad; la presentación tardía de las facturas; o la detección de errores en los recibos, entre otras.

En los últimos años, la falta de diligencia en la contratación de los servicios ha provocado que muchos gastos no tengan respaldo contractual, con lo que su reconocimiento y tramitación se alargan en el tiempo, engrosando la cuenta de las operaciones pendientes de aplicar al presupuesto o cuenta 413.

Eso explica que en marzo del año pasado se alcanzara la cifra de 84 millones de euros, la más alta de los últimos años, solo superada por el arranque de 2023, con los 110,1 millones de euros citados.

El Ayuntamiento va tirando de remanentes para pagar estas facturas y aliviar la tensión que se genera el impago entre los acreedores. Esto es precisamente lo que se ha hecho este viernes: se ha dado el primer paso para poder pagar mediante la habilitación del crédito de 60,6 millones de euros. Con ellos, se saldarán unas 1.250 facturas que esperaban desde 2016 en adelante.

Así se distribuyen los 60,6 millones

  • Limpieza: 28,86 millones de euros

  • Vías y Obras: 11,55 millones de euros

  • Urbanismo: 6 millones de euros

  • Vivienda: 2,39 millones de euros

  • Educación: 2,26 millones de euros

  • Servicios Sociales: 1,71 millones de euros

  • Alumbrado: 1,52 millones

Spínola destacó la celeridad con la que se puso en marcha este expeidente para «atender» estas operaciones que no tenían partida en este presupuesto. Y recordó que se financiará con cargo a los remanentes de tesorería.

El concejal de Hacienda resaltó que el equipo anterior también trabajó para reducir la deuda, pero «nosotros venimos a mejorar la situación».

Defendió que la privatización en Limpieza durante la pandemia trataba de evitar un problema de salud pública. También añadió que se va a regularizar la situación en que se encuentran los grandes contratos que están en nulidad.

Por su parte, el hasta este viernes viceportavoz del PP, Ángel Sabroso, lamentó que no fuera un caso extraordinario. «Lo único que se ha hecho es esperar a la liquidación del presupuesto, que se aprueba tarde; esperar a conocer el remanente de más de 300 millones y luego ir a la cuenta 413 que es el gran agujero negro», indicó, «lo peor es que mientras estamos hablando se está generando la misma bola de facturas pendientes de aplicar al presupuesto».

Recordó que en los últimos años se ha tenido que ir pagando entre 60 y 70 millones de euros para ir aliviando la tensión de la cuenta 413. Y advirtió de que cuando se retomen las reglas de gasto se complicará el pago y, por tanto, la situación de los acreedores.

El PP no votó a favor por la contratación «irregular» durante el estado de alarma por el covid en Limpieza que supuso dejar en manos privadas algunos sectores que venían siendo cubiertos por el servicio público. Sabroso hizo mención a los informes que advertían de que no se podía mantener esta privatización, que lleva ya tres años activa.

El portavoz de Vox, Alberto Rodríguez, mostró su apoyo al expediente «pero echamos de meno una falta de crítica al tripartito, parece que no tiene nada que ver con lo que ha pasado en los últimos años en este Ayduntamiento. ¿Qué han estado haciendo en la anterior corporación para que se llegue a este incumplimiento de las obligaciones financieras?».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios