David Suárez, Lidia Cáceres, Pepa Luzardo, Francis Candil y Ángel Sabroso. / C7

La oposición rechaza la declaración municipal contra la violencia machista por considerarla «papel mojado»

PP, Ciudadanos y CC denuncian que el Ayuntamiento capitalino carece de políticas concretas para erradicar este tipo de abusos

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se han posicionado en contra del intento del gobierno municipal de aprobar en el pleno de este viernes una declaración institucional por el día internacional para la erradicación de la violencia contra la mujer. Tanto el Partido Popular (PP), como Ciudadanos y Coalición Canaria (CC) dijeron compartir, en sus líneas básicas, el contenido del manifiesto que se quería impulsar desde las Casas Consistoriales, pero con su rechazo han decidido hacer visible el hecho de que este tipo de declaraciones quede finalmente sin concreción alguna, como «papel mojado».

Fue la portavoz de Ciudadanos, Lidia Cáceres, la que tomó la palabra en primer lugar. La edila aclaró que su negativa a firmar la declaración es un «basta ya» porque «tenemos una Concejalía que no tiene proyectos propios, ni es capaz de repartir las subvenciones a las asociaciones, ni sabemos qué hace con el dinero que viene del Pacto de Estado contra la Violencia de Género». Refirió que el año pasado, de las subvenciones previstas para las asociaciones, no se gastó ni un euro, y criticó el gasto «de 40.000 euros en publicidad y propaganda, y otros 10.000 euros para servilletas en el ocio nocturno».

Por su parte, la portavoz del Partido Popular, Pepa Luzardo, denunció que el servicio lleve tres años sin abogada propia en la Casa de la Mujer, de modo que el Ayuntamiento se vea obligado a recurrir a letrados externos, contratados para este fin, para asesorar a víctimas de violencia machista. «La declaración institucional no responde a las necesidades de las mujeres de Las Palmas de Gran Canaria», expuso, «además, nosotros queríamos llevar a pleno una moción con la que queríamos dotar de más medios al Ayuntamiento, después del caso Quintero, para evitar casos de abusos sexual y laboral». Esta moción, surgida a raíz de un presunto caso de acoso sexual denunciado por una trabajadora contra el exjefe de gabinete del alcalde, Pablo Quintero, fue retirada del orden del día del pleno. El PP ya anunciado la presentación de un recurso contra esta decisión.

Para Coalición Canaria, la negativa a apoyar la declaración institucional debe ser interpretada como «un toque de atención a la falta de compromiso de este Ayuntamiento contra la violencia de género». El edil Francis Candil dijo que las diferentes declaraciones institucionales impulsadas por el Consistorio capitalino se quedan «en palabras que no se concretan en programas ni acciones». Recordó que el número de denuncias por casos de machismo había crecido un 400% en menores de 18 años. «Me gustaría saber qué ha hecho este Ayuntamiento para apoyar a las menores que están en esta situación», planteó.