Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 24 de abril
El acusado, a la izquierda junto a su abogado. F. J. F.
Un niño cuenta que su padrastro abusó de él en un cuarto donde practicaba la santería

Un niño cuenta que su padrastro abusó de él en un cuarto donde practicaba la santería

Tribunales ·

El acusado se enfrenta a 12 años de cárcel y el pago de 8.000 euros de indemnización por los daños morales ocasionados al menor

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Miércoles, 21 de febrero 2024, 01:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Fiscalía Provincial de Las Palmas pide una condena de 12 años de prisión para un santero que está acusado de haber -presuntamente- abusado sexualmente de un niño de ocho años en Arucas.

En la primera sesión del juicio, celebrado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas, no se pudo llevar a cabo el interrogatorio al acusado puesto que no dio tiempo, pero sí se pudo escuchar la prueba preconstituida que se practicó al menor -era su hijastro- durante la instrucción de la causa.

El acusado se enfrenta a 12 años de cárcel y el pago de 8.000 euros de indemnización por los daños morales ocasionados al menor.

En la misma, el niño contó como durante el mes de agosto de 2017, Gustavo J.G.R. actuó haciendo creer al menor que estaba realizando un ritual de santería, todo ello «con el fin de satisfacer sus deseos sexuales y siendo plenamente consciente de estar perturbando y quebrantando el libre desarrollo e identidad sexual del niño», como así sostuvo la fiscal.

De esta forma, la víctima narró que el santero se tumbó en un colchón y le obligó a realizarle una felación, si bien, instantes después, el procesado cesó en su conducta al escuchar ruidos en la vivienda, en la cual se encontraba la madre del menor que era su pareja sentimental. Concretamente, la mujer se encontraba en la azotea de la vivienda.

Igualmente, durante la tarde del 30 de agosto de 2017 y aprovechando que acusado y víctima se encontraban solos en el domicilio, el primero volvió a actuar con el segundo la misma excusa de realizar un ritual de santería. Así, hizo también que el menor le realizara una felación.

En la prueba preconstituida, el niño definió la habitación donde Gustavo J.G.R. realizaba los rituales santeros como «el cuarto oscuro». La hermana de este niño -ya adulta- también declaró haber sufrido abusos por parte del acusado.

El juicio se reanudará el próximo 4 de marzo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios