Javier Doreste y Miguel Déniz sortean un macetero. / C7

Mejoras cromáticas en Mesa y López para las personas con visión reducida

El Ayuntamiento se compromete a mejorar la visibilidad de las diferentes zonas en una prueba que hizo la asociación Cermi a Mesa y López

Javier Darriba
JAVIER DARRIBA Las Palmas de Gran Canaria

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste, acompañó ayer a varios directivos del Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad Autónoma de Canarias (Cermi) en una visita que se hizo a la obra de peatonalización de Mesa y López, entre la calle Galicia y la plaza de España. La finalidad era recoger las aportaciones del colectivo para mejorar la accesibilidad en las obras.

El secretario general de Cermi, Miguel Déniz, que es invidente, puso a prueba la nueva plataforma, que tiene distintos pavimentos para advertir alas personas ciegas que usan bastón de los trayectos, obstáculos y usos de la vía. «Lo valoramos positivamente porque supone un avance para la ciudad y para nosotros», explicó, «es un entorno seguro que puede ser un ejemplo para otras zonas».

En todo caso, Déniz reclamó que se estableciera una mejor diferenciación cromática para distinguir la zona de rodadura de la de tránsito peatonal, ya que esto permitiría dar una información relevante a las personas con visión reducida. Hay que tener en cuenta que un 80% de las personas que están en la ONCE mantiene algún porcentaje de visión.

El concejal de Urbanismo aseguró que se va a estudiar la posibilidad de aplicar estas mejoras cromáticas, similares a las que están implantadas en las paradas de las guaguas de la calle Galicia. Se trata de un adhesivo con color que se fija al pavimento.

Déniz también expuso la necesidad de diferencia las zonas de terrazas con un pavimento distinto y de evitar que estén pegadas a la línea de fachadas ya que ésta es una de las guías básicas que utilizan las personas invidentes para orientarse y caminar con seguridad.